| 08 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Marlaska con guardias civiles en una imagen de archivo
Marlaska con guardias civiles en una imagen de archivo

Los guardias civiles, indignados contra Marlaska por la “traición y humillación"

“Se alinea con la reivindicación de ETA de echarnos de Navarra”, denuncia AUGC, mientras que Jucil recuerda al ministro su promesa incumplida y le acusa de “ceder al chantaje”

| Enrique Martínez España

“Este gobierno ha aceptado el chantaje de Bildu para expulsar y traicionar a 220 compañeros de tráfico de Navarra, y a sus familiares”, denuncia el durísimo comunicado que ha lanzado Jucil, una de las principales asociaciones de guardias civiles, tras conocerse que la Benémerita dejará de dar sus funciones en las carreteras de Navarra tras negociarlo el Gobierno con Bildu a cambio de su voto favorable a los Presupuestos del Estado de 2023.

Jucil acompaña además su comunicado con un vídeo de hemeroteca del ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, en el que aseguraba que “no va a salir ni un guardia civil de Navarra porque los necesitamos como en el resto de España, como en el País Vasco o Cataluña”. Pero las palabras y las promesas en el sanchismo se las lleva el viento cuando se trata de lograr el voto de sus socios y sobrevivir políticamente aprobando sus leyes o presupuestos.

 "Se alinea con la reivindicación de ETA"

Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), la más antigua y mayoritaria, se acusaba directamente al Gobierno de que “quitar Tráfico a la Guardia Civil en Navarra se alinea con la reivindicación histórica de ETA de echarnos de Navarra, o como ellos dicen, las fuerzas de ocupación", y para ello recuerdan el cartel de Bildu contra la Guardia Civil el 12 de Octubre que ahora se hace realidad por la cesión de Pedro Sánchez.

Para las asociaciones de agentes, que tienen prevista una manifestación el sábado 26 de noviembre para reclamar mejoras salariales, la cesión de Sánchez ante Bildu se convierte en un motivo más para salir a la calle. "El Gobierno se sienta con Bildu para poner fecha a la transferencia pero no quiere negociar con nosotros las mejoras para los guardias civiles", denuncia Pedro Carmona, portavoz de AUGC.

Para Evaristo Vilariño, secretario general de Jucil, “la cesión de las competencias de tráfico supone un ataque directo a la Constitución Española, en concreto al artículo 149.1 de la misma, que atribuye como competencia exclusiva del Estado el salvaguardar el interés suprarregional o nacional”.

 

Captura_de_pantalla_2022-11-23_a_las_18.50.29

Guardia Civil en Alsasua

 

"El odio y el desprecio a la Guardia Civil de los unos es la moneda de cambio de otros… Seguimos para bingo", ha asegurado la Unión de Oficiales, mientras la asociación de suboficiales ASES-GC muestra su “más absoluta repulsa por este pacto infame y apoyamos a todos los guardias civiles de tráfico y sus familias destinados en Navarra, que están viviendo en la más absoluta indeterminación sobre su futuro".

El Gobierno se excusa en la "pasarela"

Y mientras la polémica crece, el Ministerio del Interior ha tenido que salir a negar que la Guardia Civil vaya a ser expulsada de Navarra, y para ello se excusa en que los agentes serán reubicados en otras unidades del Instituto Armado en esta comunidad autónoma o podrán acogerse a la pasarela para seguir en Tráfico dentro de la Policía Foral.

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, ha tenido que remontarse a la época de José María Aznar ante las críticas recibidas tanto desde la oposición como desde las asociaciones de Guardias Civiles, con en aquella época se retiró un número de agentes. Ahora, en teoría los guardias civiles podrán pasarse a la Policía Foral.