| 16 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
La ministra de Igualdad en funciones, Irene Montero.
La ministra de Igualdad en funciones, Irene Montero.

Otro patinazo de Montero se vuelve en su contra como un boomerang: "Pida perdón"

El "caso Costumero" queda archivado en el Tribunal Supremo y vuelve a dejar en evidencia a la ministra de Igualdad. Y el PNV, salpicado en el asunto, se cobra ahora su venganza.

| Javier Ruiz de Vergara España

"Fue terrible. Fue acoso". El PNV se cobra su venganza contra Irene Montero tras la enésima pifia de la ministra de Igualdad a causa de su falta de rigor. Se trata del caso Costumero, un polémico  asunto en el que Montero se lanzó a la piscina y que ahora ha quedado archivado en el Tribunal Supremo. Una losa más a las aspiraciones de la aún ministra de seguir en su cargo, como exige a PSOE y Sumar la cúpula de Podemos.

El PNV exige a Montero que pida perdón y denuncia "la actuación muy poco apropiada de la ministra de Igualdad del Gobierno de España"

La número dos del PNV, Itxaso Atutxa, ha instado a la ministra de Igualdad en funciones a pedir perdón a los cuatro empleados de la Diputación Foral de Vizcaya, cuya absolución ha sido confirmada por el Supremo, y que estaban acusados de prevaricación administrativa por una mujer, Irune Costumero, tras retirarle la custodia de su hija y la asignación provisional de la guarda de la menor a dicha corporación foral.

En 2021, cuando se conoció la sentencia absolutoria, ahora ratificada por el TS, la ministra Montero criticó que la justicia hubiera "dado la espalda" a Costumero, al absolver a los responsables de quitarle la custodia de su hija y de acusarle de una patología "que no existe y que está prohibida". Además, lamentó el "maltrato judicial contra madres que protegen a sus hijos e hijas de la violencia machista".

 

El alto tribunal desestima ahora el recurso de la madre contra la sentencia dictada el 4 de noviembre de 2021 por la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que confirmó a su vez la sentencia absolutoria de la Audiencia Provincial de 20 de julio de 2020. Los cuatro funcionarios habían sido acusados por Irene Costumero, madre de una menor de edad a la que en agosto de 2017 le retiraron la custodia de su hija.

En declaraciones a Radio Euskadi, Atutxa ha recordado el "linchamiento" sufrido por los acusados por parte de "algunos partidos políticos vascos", y la actuación "muy poco apropiada, que hoy se vuelve a demostrar, de la ministra de Igualdad del Gobierno de España".

"Me gustaría que todas esas personas que hicieron eso, hoy tuvieran por lo menos un detalle de pedir perdón o, por lo menos, disculparse tanto ante Sergio Murillo, diputado de Acción Social, como ante esos funcionarios y funcionarias del Departamento de Acción Social de la Diputación Foral, que tuvieron que pasar un momento horroroso en sus vidas por cumplir simplemente con su trabajo, como se ha podido demostrar".

 

"Fue terrible. Fue acoso. Fue un intento, además, porque las acusaciones fueron por la vía civil y por la vía penal también, de un sufrimiento para esas personas impresionante. Se ha vuelto a demostrar hoy con esta sentencia que cualquier otra actuación que hubieran tenido hubiera sido prevaricación, no la que hicieron. Por lo tanto, es otra vez reconocer que actuaron bien, que actuaron de acuerdo a la ley y que en ningún momento hubo cualquier otra intención", recuerda el PNV.