18 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El joven Pablo Carollo fue enterrado este domingo en La Estrada.

Podemos se niega a dar el pésame al PP por la muerte de un presidente de NNGG

A tanto llega su sectarismo que ni el partido de Iglesias ni sus socios de En Marea han tenido el más mínimo recuerdo para el pontevedrés Pablo Carollo, tristemente fallecido a los 29 años.

| M. Blasco España

La temprana muerte del presidente de Nuevas Generaciones de Pontevedra ha sobrecogido a la política gallega. Y especialmente a sus compañeros y amigos del Partido Popular.

Pablo Carollo tenía sólo 29 años y una prometedora carrera por delante, pero una meningitis se cruzó en su camino. Después de una semana ingresado y en coma inducido, cuando parecía que mejoraba surgieron complicaciones fatales. 

Al entierro del joven Carollo en La Estrada acudieron este domingo muchos compañeros de partido, encabezados por la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y por el de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.

Desde las filas del PSOE gallego y de Ciudadanos no dejaron de llegar las condolencias y muestras de apoyo para la familia del PP a través de las redes sociales. Como las del secretario general de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero, de las Juventudes Socialistas de Galicia y de Cs Pontevedra

Sin embargo, ni Podemos ni sus socios de En Marea (con quienes comparten bancada en el Congreso y en el Parlamento de Galicia) tuvieron el más mínimo gesto de humanidad con los seres queridos de Pablo Carollo, ni tampoco con su partido. 

Ni Podemos Pontevedra, ni Podemos Galicia, ni su secretaria general, Carmen Santos, ni En Marea, ni tampoco los dirigentes más conocidos, como Luís Villares, Xulio Ferreiro (alcalde de La Coruña) y la diputada nacional Yolanda Díaz.  

Ninguno de ellos se ha molestado siquiera en escribir un tuit para dar el pésame a los populares. Y tampoco los dirigentes nacionales de Podemos, Pablo Iglesias, Pablo Echenique e Irene Montero. Ello a pesar de que la noticia del fallecimiento del joven político tuvo el fin de semana eco en toda España, entre otras cosas por este mensaje del propio Mariano Rajoy:

Así que es evidente que Podemos y En Marea estaban al tanto de su muerte. Y que la han ignorado.