11 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Iglesias ha erosionado la imagen de la ministra de Exteriores.

Enfado en Exteriores: Iglesias deja vendida a la ministra y da la razón a Rusia

Lo nunca visto antes: un ministro del Gobierno desautorizando en público a su ministra de Exteriores y dando la razón al país que ha atacado la credibilidad de España.

| J.R.V España

El enfado en el Ministerio de Asuntos Exteriores es, a esta hora, mayúsculo, según reconocen a ESdiario fuentes diplomáticas. Pablo Iglesias ha cruzado la enésima línea roja y ha desautorizado en público a Arancha González Laya. Y, de paso, de ha puesto del lado de Rusia, dando la razón a su ministro de Exteriores, Sergei Lavrov, que este viernes comparó la situaciòn del opositor Alexei Navalni con los presos del 1-O.

Y, lo nunca visto antes, el líder de Podemos ha dejado vendida a la jefa de la Diplomacia española que minutos después salió a responder con la mayor contundencia posible a la ofensa de Moscú.

Iglesias ha definido de "excepcionalidad" la situación de los líderes de ERC y Junts, Oriol Junqueras y Carles Puigdemont respectivamente, y cree que es "evidente" que ha deteriorado la imagen de la democracia española.

En una entrevista al diario ARA, Iglesias ha asegurado este lunes que "no hay una situación de plena normalidad política y democrática en España cuando los líderes de los dos partidos que gobiernan Cataluña, el uno está en la cárcel y el otro en Bruselas".

"Si como miembro del gobierno voy a cualquier país y me dicen que los líderes políticos de los dos partidos que gobiernan en Cataluña están uno en la prisión y el otro en Bruselas, me están describiendo los hechos. Estas personas no han puesto bombas, no han disparado contra nadie. Pues es evidente que hay una situación de excepcionalidad, y lo tengo que reconocer como vicepresidente del Gobierno español", ha indicado a la pregunta sobre las declaraciones del ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov.

"¿Cómo puede haber normalidad democrática en nuestro país si un conflicto político ha dejado de poder gestionarse por vías políticas y ha acabado gestionado por vías policiales y judiciales? Es una cosa problemática que a ningún demócrata nos puede gustar", ha apostillado, dejando vendida a la responsable de Exteriores.

La primera réplica desde el sector PSOE del Gobierno ha llegado por boca de la vicepresidenta Carmen Calvo, que ha dicho discrepar "absolutamente" de las palabras del líder de Podemos. La número dos de Moncloa ha recalcado que España tiene "la normalidad propia de un Estado de Derecho" donde a todos se les aplican las leyes por igual.

"Tenemos la normalidad propia de un Estado de Derecho donde se aplican la leyes a todos por igual -ha subrayado-, y en ese sentido, tenemos en campaña una oportunidad interesantísima para sacar a Cataluña de una década muy frustrante, con normalidad de carácter político".