| 06 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el de España, Pedro Sánchez, en la Cumbre Euromediterránea del año pasado.
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el de España, Pedro Sánchez, en la Cumbre Euromediterránea del año pasado.

Sánchez y Macron sellan hoy su mayor acuerdo ajenos al independentismo

Pere Aragonés, presidente de la Generalitat, acudirá a la cita a pesar de las críticas que ha recibido de sus compañeros independentistas, que se manifestarán a las puertas de la cumbre.

| Raúl Puente España

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de Francia, Emmanuel Macron, sellarán este jueves el mayor acuerdo de cooperación y amistad entre ambos países. Una cita marcada por las protestas que el independentismo ha anunciado en el marco de esta XXVII Cumbre Hispano-Francesa que se celebra en Barcelona.

A las 10.30 está previsto que llegue la delegación francesa al Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), sede de la Cumbre, y ahí será cuando también estén presentes el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, y la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau.

Desde la Moncloa han apuntado que no está previsto ningún encuentro formal adicional entre Sánchez y el jefe del Govern, cuyo papel en el evento será el mismo que se ha reservado a otros presidentes autonómicos y responsables locales en cumbres de este tipo con otros países en otras ciudades.

Mientras Aragonés esté presente en la cumbre, el líder de su partido (ERC) Oriol Junqueras estará encabezando la manifestación, algo desde luego que ha sido tachado de "contradictoria" hasta por el resto de fuerzas independentistas. La CUP incluso ha pedido que no participe. 

Aragonés acude a la cumbre pero la critica

A pesar de las críticas, desde el Gobierno catalán apuntan a que no van a renunciar a tener representación en espacios que considera que le corresponden, aunque han asegurado que respetan y entienden las movilizaciones ante la Cumbre, que considera que tiene "fines partidistas"

Por lo tanto, Aragonés estará en el evento a pesar de que no lo ve con buenos ojos, y es que ha expresado y lamentado que el Gobierno haga un "uso político" de esta reunión. Eso sí, ha insistido en que ERC no protesta contra la cumbre, sino por la retórica del Gobierno español.

Sin embargo,  ha asegurado que hará todo lo posible para que la Cumbre Hispano-Francesa vaya bien: "Como presidente de Cataluña, y dadas las buenas relaciones que tenemos con las autoridades francesas, estamos haciendo todo lo posible para que vaya bien".

Aragonès también ha defendido que el procés no ha terminado, y ha afirmado que "no terminará hasta que Cataluña no haya conseguido la independencia".

 

Con todo y con ello, la llegada de ambas delegaciones encabezadas por Macron y Sánchez tendrá como recibimiento la protesta convocada por algunos de los socios del jefe del ejecutivo español. En concreto la movilización ha sido convocada por el Consell de la República (CdRep), ANC, Òmnium Cultural y otras 30 entidades independentistas, que han llamado a movilizarse cerca del Museo bajo el lema '¡Aquí no ha acabado nada! Independencia, Països Catalans, basta represión'.

Sanchez y Macron le restan importancia

Sin embargo, tanto el Gobierno español como el francés han restado importancia a estas movilizaciones. En Moncloa no creen que este acto de protesta pueda opacar el encuentro, dada la relevancia del mismo. Por ahora, España solo tiene un tratado como este con Portugal mientras que Francia solo lo tiene con Alemania e Italia.

Además, ambos gobiernos han defendido que la elección de Barcelona es adecuada porque será esta ciudad desde la que parta el futuro hidroducto del proyecto H2MED que llegará hasta Marsella y por la fuerte presencia de franceses en la Ciudad Condal.

Por otra parte, desde Moncloa han señalado que buena parte de las reivindicaciones planteadas por el presidente de la Generalitat en la carta que envió a Sánchez la semana pasada sobre los temas a tratar en la cumbre ya figuran entre las prioridades que ha venido defendiendo el Gobierno en sus contactos con Francia y que se abordarán en la cumbre.

Entre estos temas, la petición de Aragonés de que se trate con Francia la oficialidad del catalán en las instituciones europeas. Respecto a ello, desde el Gobierno han indicado que es un tema del que se encarga el Ministerio de Asuntos Exteriores y que ya lo ha abordado en varias ocasiones en sus contactos con el país vecino, sin entrar en más detalles.

Entre esos asuntos sí que se incluirá por ejemplo las interconexiones de todo tipo, tanto energéticas como ferroviarias y rodoviarias, si bien han aclarado que en cuanto al proyecto de corredor de hidrógeno verde H2MED no habrá novedades, ya que se está a la espera de que la Comisión Europea decida si financiará parte del mismo.