| 13 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Salvador Illa
Salvador Illa

Salvador Illa deja abierta una puerta al referéndum: nuevo engaño a los votantes

Aunque oficialmente se opone a la celebración de una consulta de autodeterminación en Cataluña, el candidato socialista utiliza un argumento reversible

| Benjamín López España

El candidato del PSOE a la presidencia de la Generalitat, Salvador Illa, busca conservar el voto constitucionalista en Cataluña, a pesar de que la amnistía y los pactos con ERC y Junts comprometen la credibilidad de su discurso ‘españolista’. Por eso, cuando se le ha preguntado por el referéndum de autodeterminación, asunto central en está campaña y en los próximos años, el socialista ha respondido con un argumento reversible, que igual sirve para negarlo ahora que para aceptarlo en un futuro si las circunstancias lo requieren.

Illa tiene que tratar de que el votante no independentista de centro izquierda le vea como la mejor opción para defender la unidad de España. No es sencillo. Su partido viene de fotografiarse en Bélgica con el prófugo Carles Puigdemont, con el que es secretario de Organización del PSOE, Santos Cerdán, firmó un pacto de investidura que le sitúa en “la periferia” de la Constitución, según lo define el líder socialista en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

Ese pacto incluye por supuesto la ley de amnistía que para el propio Illa era un imposible por inconstitucional y hoy está ya en tramitación parlamentaria. También se refleja en aquel acuerdo la apertura de negociaciones, con un mediador internacional, en las que se tiene que hablar de un pacto fiscal para Cataluña al estilo del cupo vasco y, lo que es más grave, de un referéndum de autodeterminación al que nunca han renunciado los separatistas.

De ese referéndum se ha comenzado ya a hablar no solo con Junta sino también con ERC si nos atenemos a las declaraciones de Marta Rovira, secretaria general de esa formación. El PSOE lo niega, pero tiene escasa credibilidad porque o bien están negociando o bien lo harán en breve. Es un punto del acuerdo de investidura y, por lo tanto, tendrán que hablar de ese asunto, no queda otra.

El argumento con trampa del PSC

Por eso Salvador Illa se ha tenido que mojar con un asunto que espanta a muchos votantes no independentistas. Y lo ha hecho negando con aparente contundencia, solo aparente, la posibilidad de celebrar un referéndum de autodeterminación en Cataluña. "Hemos sido muy claros: no va a haber un referéndum de autodeterminación, no estamos planteando nada de esto nosotros, porque pensamos que abunda en las divisiones de la sociedad catalana y española, que es justamente con lo que pretendemos acabar", ha dicho hace solo unos días.

 

Esas palabras tajantes en apariencia esconden un engaño al votante. La trampa está en lo que no dice Illa. El socialista no se atreve a utilizar el razonamiento, claro, evidente y preciso, de que el referéndum no se puede celebrar porque es inconstitucional. Así de sencillo. La autodeterminación no cabe en nuestra Constitución.

Sin embargo, Illa recurre a otro argumento maleable: no habrá consulta porque ahonda en la división entre Cataluña y el resto de España. Es decir, mañana podría respaldarlo si las circunstancias lo requieren, simplemente argumentando que las circunstancias han cambiado y que ahora ya no divide sino que fomenta la convivencia. En cambio, si dice que es inconstitucional, que lo es, se mete en el mismo laberinto de contradicciones en el que está ahora con la amnistía.

En todo caso, Illa tiene un problema o varios. Uno desde luego de credibilidad y otro de corrupción. La sombra del caso Koldo avanza hacia él a la vez que se acercan las elecciones y se publican más y más informaciones comprometedoras.