| 07 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez y López Miras, ante el Mar Menor
Pedro Sánchez y López Miras, ante el Mar Menor

El presidente de Murcia lanza un SOS por el Mar Menor con un vídeo impactante

López Miras reclama al Gobierno que apruebe este martes la declaración de "zona dañada" para salvar la mayor albufera de España, tumba de miles de peces en una semana.

| Javier Rodríguez España

La impactante imagen del Mar Menor desde el cielo from ESdiarioTV on Vimeo.

Hace tres años, Murcia estaba orgullosa de cómo había logrado, poco a poco, recuperar el Mar Menor, la mayor albufera de España con sus 73 kilómetros de litoral y sus 135 kilómetros cuadrados de superficie. Pero en la última semana han vuelto los problemas que, en realidad, nunca terminaron de desaparecer.

La compleja conexión con el Mar Mediterráneo, el pulmón que oxigena el Mar Menor a través de golas y canales, necesita de una inversión estatal que nunca ha llegado y que, en momentos como el actual, se hace urgente: una bolsa inmensa de agua sin oxígeno ha ocupado una parte de la albufera, llevándose por delante a miles de peces sin posibilidad de respirar.

 

La solución la ha expresado y reiterado en las últimas horas el presidente de Murcia, Fernando López Miras, difundiendo el impactante vídeo cenital de la zona que, acompañado por el testimonio de su Director General de Administración Local, Francisco Abril, explica la dimensión del asfixiante problema y propone una solución:

"La bolsa de agua sin oxígeno que está provocando la muerte de peces en el Mar Menor está intentando salir al Mediterráneo a través de la gola de Marchamalo. Es urgente recuperar el calado y facilitar de forma puntual el intercambio de agua", detalla.

Depende de Pedro Sánchez

Y ahí reside la clave para proteger una zona natural: la ayuda exterior, que Miras ya ha pedido al Gobierno, de momento sin respuesta: pretende que "en el próximo Consejo de Ministros declaren el Mar Menor como zona gravemente afectada por emergencia de protección civil. Confío en la voluntad de colaboración y ayuda del Gobierno de España y espero su receptividad ante esta catástrofe natural".

Fuentes del PP murciano corroboran esa petición y explican que, sin la ayuda del Gobierno, resulta muy difícil atender la emergencia desde la Comunidad Autónoma. Y ponen como ejemplo la disposición de Pedro Sánchez a atender las zonas afectadas por incendios este verano o, incluso, el paso de Filomena por Madrid el pasado invierno.

La declaración de "zona catastrófica", que es como se conoce popularmente a las "zonas gravemente afectadas por emergencia", no depende del Gobierno de Murcia, aunque puede solicitarla y presionar para lograrla, como ya ha hecho el presidente autonómico.

López Miras espera que mañana mismo el Consejo de Ministros atienda sus SOS para el Mar Menor y presiona ya para lograrlo

Pero la petición formal también corresponde a la Delegación o Subdelegación del Gobierno del PSOE y la aprobación al Consejo de Ministros, y en especial a los titulares de Hacienda, Administraciones Públicas e Interior; a los que podrían sumarse otros ministros como Teresa Ribera, concernida como pocas desde su cartera de Transición Ecológica, según recoge la Ley 17/2015 del Sistema Nacional de Protección Civil.

Fuentes oficiales consultadas por ESdiario creen que la dimensión del drama natural va a obligar a atender la solicitud del Gobierno de Murcia y que "mañana mismo" puede lograrse el objetivo. De momento, López Miras recibe este lunes la visita del presidente del PP, Pablo Casado, y de su secretario general, el murciano Teodoro García Egea, dispuestos a ayudar a su compañero a que prospere su iniciativa.

Desde al menos 2019, no se había registrado en el Mar Menor una muerte tan masiva de peces y crustáceos como la que, desde hace una semana, tiene conmocionada a la población y movilizada a la clase política autonómica. En unas horas, si Moncloa reacciona, eso puede empezar a cambiar.