22 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

Quesadillas con calabaza y puerro

En poco más de diez minutos tendrás una estupenda y saludable cena para toda la familia

Somos muchos los fans de las quesadillas, un plato mexicano que consiste en rellenar una tortilla de maíz o de trigo con ingredientes variados. Las más comunes y rápidas son las quesadillas de jamón y queso, a los niños les encantan y las podemos presentar con su guacomole, su pico de gallo y su crema de nata.

Nosotros hoy las vamos a hacer con calabaza, puerro y huevos de codorniz. Su elaboración es muy sencilla y te van a solucionar en poco más de diez minutos una estupenda y saludable cena.

Los huevos de codorniz tienen un valor nutricional superior al de los huevos de gallina. Su interior esta protegido por la cáscara y una membrana rígida la cual debes romper con un poco de habilidad para no desgarrar la yema. Una manera fácil de hacerlo es introduciendo un poquito la punta de un cuchillo en el extremo ancho del huevo y cortar lentamente la cascara hasta que se pueda desprender. Después, lo mejor es dejarla caer sobre un pequeño cuenco para asegurarte que su yema está intacta antes de freírlo con un poquito de aceite en una sartén.

 

Ingredientes para 4 personas

8 tortillas de trigo o maíz

1 rodaja de calabaza

2 puerros

75 g de queso al gusto (feta, cabra, oveja…)

12 huevos de codorniz

3 cucharadas de aceite de oliva

Sal

Pimienta

 

Elaboración:

1.- Calienta el aceite de oliva en una sartén, rehoga suavemente la calabaza cortada en pequeños dados y el puerro en rodajas.

2.- Cuando comience a estar brillante y tierno salpimienta al gusto. Remueve y aplasta con un tenedor para romper toscamente la calabaza. Reserva.

 

3.- Fríe en un poco de aceite los huevos de codorniz hasta obtener una puntillita dorada.

 

4.- Pon a fuego fuerte una sartén y calienta tus tortillas hasta sentirlas ligeramente crujientes.

 

5.- Unta sobre una de ellas la mezcla de calabaza y puerro, desmiga un poco de queso por encima y distribuye los huevos.

 

6.- Cubre con otra tortilla

 

Corta en triángulos y a disfrutar porque están escandalosamente ricas