17 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Recetas de croquetas caseras

5 trucos para hacer croquetas caseras ¡Receta deliciosa!

Así es cómo puedes hacer las mejores croquetas caseras de una forma fácil y rápida

| ESdEStilo Gastronomía

Si quieres saber cómo hacer las croquetas caseras perfectas, esto es todo lo que tienes que anotar para que se convierta en un plato de lo más irresistible.

Las croquetas caseras buenas, las de verdad, son las que cuentan con un relleno interior de lo más cremoso y, sobre todo, un rebozado de lo más crujiente. Son la mezcla perfecta con la que no podrás resistirte.

 

No dejes pasar la oportunidad de conocer los mejores trucos para rebozar las croquetas y que queden de lo más ricas. ¡Sucumbe al verdadero poder de la masa!

 

 

1. Bechamel perfecta para las croquetas

Una de las etapas más importante dentro del proceso de elaboración de las croquetas, es el rebozado. Anota todo lo que necesitas tener en cuenta para creas las croquetas con la cremosidad que tanto deseas.

Es uno de los puntos más fundamentales a la hora de preparar las croquetas y un esencial en el mundo de la gastronomía. El truco para una bechamel de lo más rica, es añadir la harina a la mantequilla, una vez esta esté fundida. 

Si lo deseas, puedes cocinar la harina para evitar que no quede cruda. Eso sí, siempre evita que se te queme, de lo contrario, todo tu esfuerzo se verá truncado. Para evitarlo, debes quitar y deshacer todos los grumos que se encuentran en la mezcla.

 

2. Relleno de croquetas al gusto sin escatimar

Dicen que el secreto está en la masa, y todo gracias al equilibrio que debes conseguir entre la cremosidad y la consistencia. A mayor cremosidad en las croquetas, más ricas estarán. Por eso, es importante que tengan la consistencia necesaria y no queden ni demasiado duras, ni demasiado blandas. 

Parece difícil de conseguir, pero la práctica hace al maestro. Un punto medio entre ambas, será perfecto. Si necesitas ayuda extra, siempre puedes añadir un poco de leche para conseguir la textura que tanto ansías. 

Una vez tengas la masa, es fundamental que la dejes reposar, a poder ser, de un día para otro. Cuando termines de rebozarlas, también deben guardar un reposo de 30 minutos. Así, el pan rallado se secará lo suficiente para aportar ese toque crujiente. 

 

 

3. Cómo rebozar las croquetas sin romperlas

No es necesario rebozar croquetas con varias capas de pan rallado, ni poco huevo. Con una sola capa, podrás conseguir un interior cremoso y un exterior de lo más crujiente. 

Lo que sí debes evitar, es el hecho de que se rompan o se agrieten. Esto no ocurre por la falta de pan rallada, sino porque el aceite no está lo suficientemente caliente, la masa está demasiado líquida o simplemente, las croquetas están demasiado frías.

Este proceso es el ecuador a la hora de cocinar croquetas. Aquí podrás observar todas tus capacidades durante los anteriores pasos. ¿Has conseguido el punto medio de consistencia en tus croquetas?

 

4. Buen aceite de oliva para freír las croquetas

Es importante elegir un buen aceite para freír las croquetas. El mejor es el de oliva, ya que es el que mejor resiste las altas temperaturas durante el proceso. 

Escoger un mal aceite o no dejar que se caliente lo suficiente, puede arruinar tu plato estrella de este año. Lo mejor que puedes hacer es elegir un aceite bueno y de calidad, que sepas con certeza, que no te va a fallar en un proceso de lo más importante.

No sólo al freír croquetas. Debes valorar el uso de un rico y sano aceite de oliva en cualquier plato que cocines.

 

 

5. Fritura limpia y al gusto de dorado

Es el momento de freír las croquetas con un aceite bien caliente. La mejor opción para freírlas es hacerlo por turnos. De esta forma, te aseguras de que todas y cada una de ellas sean un verdadero éxito.

Además, freírlas todas juntas, puede provocar que la temperatura del aceite baje de forma muy brusca, lo que perjudicaría toda la remesa de croquetas. Si no quieres que esto pase, sé paciente y fríe las croquetas por turnos. 

Una vez termines de freírlas, debes situarlas de forma ordenada, sin amontonarlas, en una bandeja o plato cubierto con papel absorbente. Podrás retirar el aceite restante y disfrutar, todavía más, de las croquetas tan deliciosas. 

Cómo rebozar las croquetas caseras 

Para rebozar las croquetas caseras sin incidencias varias, tienes varias opciones disponibles. Podrás escoger la que mejor se adapte a ti.

Puedes rebozar con o sin huevo o con o sin harina. En función de la opción que elijas, podrás obtener diferentes sabores y texturas en tu plato de croquetas, pero lo más importante es, que evitarás que se rompan.

Estos son algunos tips que te ayudarán a rebozar tus croquetas de forma eficaz, con un 100% de éxito y sin que se te rompan:

  • Cuando tengas las croquetas con su forma en una bandeja, debes introducirla en el frigorífico hasta que se enfríen. Las bajas temperaturas y el frío ayudarán a que no se rompan al rebozar las croquetas ni al freírlas.
  • Mezcla los huevos en un bol hasta que la clara y la yema estén integradas por completo. De no ser así, será mucho más complicado que puedas rebozarlas.
  • Pasa las croquetas por harina de trigo o pan rallado muy fino. Las texturas gruesas harán que este proceso sea más tedioso.
  • Baña las croquetas en el huevo. Siempre es importante que queden bien cubiertas. De no ser así, será complicado que encuentres una textura adecuada para ellas.
  • Vuelve a pasar las croquetas por el pan rallado. Puedes aplicar tantas capas como quieras, pero una será suficiente para conseguir una textura de lo más crujiente.
  • Déjalas reposar 30 minutos para que el pan rallado se adhiera por completo antes de freírlas. Así te cerciorarás de que la masa ha reposado lo suficiente y tus probabilidades de éxito serán muy grandes.

Está claro que hacer croquetas no se le da bien a todo el mundo, pero con estos sencillos trucos podrás hacerlas siempre que quieras. Practicar, comer y degustar, son las tres claves más importantes si eres nuevo en el mundo croquetil.

No pierdas más el tiempo, ¿qué tal esas ricas croquetas?