| 30 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Mitos y verdades sobre el control horario en las empresas

Actualmente, son muchas las empresas que se encuentran con problemas para gestionar la normativa sobre el control horario de los empleados, lo que da lugar a numerosos mitos sobre la norma.

| ESdiario Internet

Recientemente, se han cumplido 3 años desde que entró en vigor el Real Decreto-Ley el 8 de marzo de 2019, para la protección social y lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo. Esta normativa surgió con el objetivo de luchar contra el trabajo precario, controlar la realización de horas extraordinarias no pagadas y evitar el absentismo laboral. 

Se trata de una norma por la que las empresas tienen que llevar un registro exhaustivo de la jornada laboral, de manera que se registre la hora de entrada y salida de cada trabajador a través de informes válidos que no puedan manipularse, además de sus horas extraordinarias. Las empresas deben guardar durante al menos 4 años esta información, a disposición del empleado en todo momento, así como de los representantes de los trabajadores y de la Inspección de Trabajo. 

En torno a esta norma se han producido muchos mitos que afirman que reduce la productividad de las empresas. Lo cierto es que las empresas, al gestionar el tiempo de trabajo efectivo dentro del horario pactado, se verán inmersas en un aumento de su productividad empresarial, porque reducen el presentismo. Aunque por otra parte, el incumplimiento de esta norma puede acarrear graves consecuencias para la producción económica de las empresas.

En caso de que las empresas no pusieran a disposición la información de esta normativa al empleado, se impondrán sanciones leves de entre 60 y 625 euros a la empresa. Las sanciones graves oscilan entre los 625 y 6.250 euros, cuando los trabajadores no cobran las horas extra. Mientras que las sanciones muy graves, de entre 6.250 y más de 180.000 euros, se producen cuando el empleado produce un gran número de horas extras que no son computadas dentro del registro o cuando se han producido impagos.

Muchos empleados se encuentran en desacuerdo con esta normativa, porque creen que de esta forma, controlarán todos sus movimientos en el trabajo, y esto afectará a su calidad de trabajo. Los sistemas de monitorización de horarios sólo registran las horas de trabajo, la actividad y las horas extras, pero no entran en el detalle de la calidad del trabajo, además de que ayuda a optimizar los procesos de trabajo desarrollados cada día, lo que mejora la productividad de todos los empleados.

Uno de los mitos que más se ha extendido entre el mundo laboral es el de que esta normativa es compleja de aplicar, y por tanto, manejar el registro horario puede ser muy complicado. Esto es totalmente falso, ya que hoy en día existen herramientas de gran utilidad que facilitan este tipo de cuestiones organizativas a la empresa, como es el caso de Papershift.

Papershift es una empresa de SaaS con sede en Alemania, líder en el empoderamiento de las empresas para gestionar sus recursos más importantes: las personas y el tiempo. En este sentido, se trata de un software de recursos humanos que proporciona productos y servicios para gestionar la planificación de los turnos, la programación de las tareas, el control horario, la planificación de las ausencias y las nóminas. 

Papershift puede ser de gran ayuda para las empresas, ya que es un multidispositivo, ya sea a través del ordenador o a través de la app móvil, que permite realizar una planificación rápida y sencilla, llevando un control total sobre sus empleados.