| 06 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Kaily y Ballarín (a la izquierda) tras fondear su velero al sur de Menorca en 2019.
Kaily y Ballarín (a la izquierda) tras fondear su velero al sur de Menorca en 2019.
Exclusiva

La mano derecha de la portavoz del PSOE en Europa compartió yate con Eva Kaily

Laura Ballarín, jefa de gabinete de Iratxe García, navegó en velero con la vicepresidenta del Europarlamento y su novio en los años que presuntamente hacían caja

| Francisco Mercado Investigación

Laura Ballarín, jefa de gabinete de Iratxe García (presidenta del eurogrupo socialdemócrata) ha compartido velero por el Mediterráneo en los últimos años con Eva Kaily y su novio, Francesco Giorgi, mientras la vicepresidenta del Europarlamento hacía caja (dobló sus depósitos bancarios) con presuntas actividades delictivas. Este diario, tras documentar tales viajes, ha solicitado sin éxito la versión de Ballarín y García

Ballarín también se retrata en agosto de 2019 con Kaily durante un crucero por Baleares. Su sostenida amistad con la pareja imputada se corrobora con fotos de comidas privadas entre Giorgi y Ballarín meses antes, en abril de 2019.

En julio de 2021, Ballarín posa en una lancha con Giorgi tras fondear en la paradisiaca isla griega de Antipaxos, en el contexto de un crucero en velero privado por el mar Jónico. “El hogar está donde echas el ancla”, es el lema de Giorgi.

 

Pero, mientras comparte velero, también sostiene que el “hogar es donde están los amigos”. Como Ballarín. Y la jefa de gabinete de la líder eurosocialista, a tenor de material a disposición de la fiscalía, le devuelve su afecto. Proclama añoranza de sus vacaciones marineras. O le pregunta dónde está su flotador mientras Giorgi acarrea muñecos inflables al mar.

Kaily, a la izquierda, y Ballarín tras fondear en Mahón en 2019. 

 

Ballarín también se retrata en agosto de 2019 con Kaily durante un crucero por Baleares. Su sostenida amistad con la pareja imputada se corrobora con fotos de comidas privadas entre Giorgi y Ballarín meses antes, en abril de 2019.

Ya alardean de ser compañeros de tripulación. A tenor de los indicios disponibles, tal relación íntima del Kaily team con Ballarín se extiende, al menos, hasta 2018. Cuatro años de intensa amistad, hasta el estallido del escándalo, entre una vicepresidenta socialista del Europarlamento y la lugarteniente de quien debía controlarla como jefa suya socialdemócrata.

Estas fotos prueban que la persona de confianza del ama de 145 escaños tenía amistad con la vicepresidenta del Europarlamento en los años en los que presuntamente practicaba tráfico de influencias.

 

Giorgi y Ballarín en un almuerzo en abril de 2019. 

 

García, al saltar el escándalo, alegó sorpresa. Pidió transparencia. Esto exigiría que detallara qué supo y cuándo de la amistad de Ballarín con Kaily. Y de sus cruceros. ¿Por qué se forjó tal amistad? ¿Qué ganaron una y otra? ¿Influyó Kaily sobre García a través de Ballarín? ¿Obtuvo Kaily información sensible, contactos…?

Si Kaily cobró dinero por actividades ilegales estalla otro frente. ¿De quién era el velero? ¿Quién pagaba el crucero? ¿Era un regalo? La justicia podría apreciar cohecho. García debe explicar esas fotos marineras de su jefa de gabinete con presuntos delincuentes, similares a las que el PSOE ha arrojado contra rivales políticos. Ahora exige que los europarlamentarios declaren regalos por encima de 100 euros. Sólo el ancla ya cuesta más.

 

 

Ballarín no es un cargo burocrático. Se codea con Salvador Illa en actos sobre política exterior. Participó en la cumbre de la Internacional Socialista que eligió a Sánchez presidente. Integró la lista de Josep Borrell al Europarlamento.

Ballarín es secretaria de Política Europea e Internacional del PSC y delegada de Política Internacional, Europea y para el Mediterráneo desde 2017. Mientras navegaba por el mare nostrum con Kaily diseñaba la política mediterránea. 

Ballarín no es un cargo burocrático. Se codea con Salvador Illa en actos sobre política exterior. Participó en la cumbre de la Internacional Socialista que eligió a Sánchez presidente. Integró la lista de Josep Borrell al Europarlamento.

 

Pero se queja. Una amiga clama que “Jacinda Ardern (primera ministra neozelandesa), con 42 años, anuncia que no se presenta a la reelección porque está agotada. Mientras, hombres que superan los 70 se postulan para presidir países y ser alcaldes de las principales ciudades. ¿Cuánto se les exige a ellos y cuánto a nosotras?” Ballarín suelta vela: “Toda la razón, compañera. Ni se imaginan ni pueden entender el peso que tenemos encima…”.

El velero de Kaily es más que un barco. Otro pasajero es Karl Pincherelle, asistente del eurodiputado liberal francés Pascal Canfin (ha declinado dar su versión).

 

Giorgi y Ballarín tras anclar en Antipaxos (Grecia) en 2021. 

 

El yate rebosa. Es un remake del camarote de los hermanos Marx: la vicepresidenta Kaily, su novio y asesor del Europarlamento (Giorgi), la jefa de gabinete de la líder eurosocialista (Ballarín), un tripulante con nombre coincidente con un euroasesor socialista, un asistente (Pincherelle) de un eurodiputado galo, más otros pendientes de identificar. Un europarlamento flotante pilotado por una pareja investigada por corrupción.