| 29 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Paz Padilla y Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya'.
Paz Padilla y Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya'.

Paz Padilla detalla a Bertín los últimos momentos con vida de su marido

Paz Padilla se ha sincerado con Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya' y ha contado detalles de los últimos momentos que pasó con su marido antes de morir.

| L. F. Medios

Paz Padilla ha sido la protagonista de 'Mi casa es al tuya', en las playas de Cádiz le ha confesado a Bertín Osborne los últimos momentos con su marido, que falleció a causa de un tumor cerebral en julio de 2020.

La presentadora contó que un día empezó a notar que algo no iba bien. Su marido se encontraba mal, desorientado y se bajó en marcha del coche. En el hospital le dieron la peor de las noticias: le quedaba poco tiempo de vida.

 

"Era una cobarde"

Padilla ayudó a su marido a prepararse para morir, pero nunca le reconoció que se estaba muriendo "no tuve cojones". "Él me lo preguntaba, y me decía 'yo me estoy muriendo, esto no va bien", añadiendo que, "era una cobarde".

Cuando llegó el momento, "me metí en la cama con él, le toqué el pecho y le dije 'ya', yo no sufrí", ha explicado Padilla a un emocionado Bertín Osborne. "Ojalá yo muera en mi casa, con los seres que quiero", ha dicho la presentadora.

Amor adolescente

La historia de amor entre Padilla y su marido Antonio Juan Vidal se remonta a su adolescencia. Ella tenía 14 y él 17 años, y se conocieron en los 'boy scouts', Paz Padilla en cuanto le vio, pensó "ese tiene que ser para mí".

En una de las excursiones la presentadora le pidió salir, ahí comenzó la primera parte de su historia de amor, "yo no recuerdo pasear de la manita, yo todo el día metiéndole mano" ha contado una alegre Padilla.

Su relación se truncó cuando la presentadora quiso ser artista y probar suerte en Madrid. Después de 20 años volvieron a reencontrarse, en esta ocasión fue Vidal quien llamó a Padilla, quien creía que solo habría una noche de sexo, pero se equivocó. Paz Padilla volvió a enamorarse de su amor de adolescencia.

La gaditana reconoció que continuaba llorando cada día y que tiene la costumbre de llamar todos los días al móvil de su marido. "Una voz dice 'el número al que llama no existe', pero yo sé que él, en realidad, sigue ahí", contó.

Tiempo para los buenos momentos

Paz Padilla también se animó a contar momentos divertidos y reconoció que "yo es que soy muy de fiestas". "Pienso que todo hay que vivirlo y disfrutarlo", por eso la gaditana se ha casado varias veces, unas de verdad, y otras de mentira. Padilla celebró su boda, pero también su separación, bajo el título: "La madre de quién hay que matar", y reconoce que su exmarido no se lo tomo nada bien.

También hizo la fiesta de la dilatación, "eso fue cuando me puse de parto de la niña".  La presentadora  estaba sola en Madrid. Y decidió invitar a varios amigos, entre ellos a Navajita Platea. Ahora reconoce que fue lo peor que hizo, "estaban todos borrachos y cuando yo decía, ay que tengo un dolor, se ponía Navajita: Dilata, dilata, empuja, empuja, aquí no se va nadie hasta que no se acaben los cubatas", contó a Bertín Osborne.

Al final, Padilla tuvo que echar a todos y se fue corriendo al hospital para dar a luz a Anna Ferrer. "Y cuando llegó el ginecólogo era gangoso, y dije esté también está borracho, esté también viene de la fiesta", ha contado a Bertín Osborne.