| 08 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Xavier Sardá, en un momento de su entrevista en 'Las tres puertas'
Xavier Sardá, en un momento de su entrevista en 'Las tres puertas'

Sardá confiesa la tortura que fue 'Crónicas Marcianas' y el motivo para dejarlo

El veterano presentador se sinceró en 'Las tres puertas', el programa de La 1, asegurando que no añora la televisión y aún menos el programa que le dio la fama y marcó una época.

| ESdiario Medios

No echa de menos la televisión; ni siquiera el programa que le dio fama y marcó un hito en la televisión nocturna como 'Crónicas marcianas'. Xavier Sardá se sinceró en 'Las tres puertas', el programa de La 1, desvelando incluso el suplicio que le supuso conducir durante tantos años el ya célebre espacio de las noches de Telecinco.

En conversación con María Casado, el veterano presentador catalán empezó por elogiar a su anfitriona por no reprimir su emoción ante las cámaras la semana anterior, cuando reconoció ante Pedro que le puede la responsabilidad con su programa. "Aquel disgusto fantástico es de una sinceridad pasmosa que me parece un atrevimiento", le comentó Sardá. Casado, por su parte, aseguró que no pudo contenerse: "Salió de verdad".

 

El presentador opinó entonces que no debía preocuparse por la audiencia del programa, porque "tampoco está tan mal". Casado sonrió y le preguntó por las cifras a las que llegó 'Crónicas Marcianas'. Unas cifras que no eran "justas", según él, porque la televisión no estaba tan fragmentada.

Evocó, eso sí, los programas de récord de audiencia: "Una de las mejores noches fue gracias a la final de un Gran Hermano, pero dos datos altos, aunque malos para mí, fueron por el asesinato de Ernest Lluch, cuando llegamos a un 40% que ojalá no hubiéramos tenido, y luego por los atentados de los trenes en Madrid. Cuando batíamos audiencia por un reality me encantaba pero otras por hechos tan difíciles no".

Conductor de otros programas de éxito como 'Juego de niños' o 'Moros y cristianos', Sardá reconoció sorprendentemente que la televisión no es lo suyo: "No soy un enamorado de la televisión, soy disciplinado. Y no te envidio nada. En esta adolescencia de la vejez en la que está uno, más respeto da estar en un plató".

Incluso le admitió a Casado que le costó aceptar la propuesta de ‘Crónicas marcianas’. El espacio estuvo en antena de 1997 a 2005, y después de ocho años, Sardá lo dejó en lo más alto por un motivo de peso: "El horario, la noche. Yo no sabía dormir por la mañana".

Tiene claro, en fin, que no repetiría. "No volvería, no tendría sentido. Me lo pasé bien y mal. Se sufre y se disfruta", concluyó.