12 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Karlos Arguiñano

Arguiñano se compara con Biden y lanza este mensaje a los 'jefes' de Antena 3

El mediático cocinero sigue repasando su trayectoria entre cámaras y fogones después de haber recibido el Premio Nacional de Televisión 2021.

| Y.L. Medios

Karlos Arguiñano es uno de los cocineros más queridos del país. Gracias a él, los hoy habituales programas culinarios se volvieron habituales en las parrillas de todas las televisiones, lo que le ha valido el reconocimiento del Ministerio de Cultura y Deporte, que le entregó el Premio Nacional de Televisión 2021. Sin embargo, a pesar de su extenso bagaje le queda mucho por hacer y por ello, ha mandado un mensaje a los directivos de Antena 3.

Y es que, a Arguiñano, "este premio me da fuerza" y espera que "sirva para que me renueven el contrato con Antena 3. No estoy pensando en la retirada, porque si Biden tiene 78 años y es capaz de dirigir un país como EE UU, yo también me veo cocinando albóndigas mucho tiempo", ha asegurado en una entrevista en El País.

 De hecho, recibir el premio le ha emocionado "de verdad" puesto que "reconoce mi labor como cocinero y comunicador durante 32 años. Estoy abrumado por la cantidad de felicitaciones que estoy recibiendo", ha asegurado.

Además, ha explicado la gran importancia que tuvo para él su desembarco en la televisión, a la que "debo mucho", dice,  porque "pasé muchos apuros económicos. Compré una casa y un hotel y me endeudé de una manera fatal, con seis hijos. Pero lo que ganaba en la televisión me permitió pagar todas las deudas", ha explicado el cocinero.

Su lado más solidario

Pero ahora que todo ha salido bien y ha conseguido convertirse en lo que es hoy, no se olvida de sus orígenes y el dinero que recibirá con el premio, 30.000 euros, ya tienen destinatario, la ONG Zaporeak, una asociación que da de comer a los refugiados en la isla griega de Chios, y al Banco de Alimentos de Guipúzcoa.

De hecho, Arguiñano dedica gran parte de sus ingresos a la solidaridad con los demás ya que, según explica "lo que más me duele es que haya niños que no tengan comida para llevarse a la boca y ancianos que pasen frío en invierno".

Por ello, cuenta que dona "todo lo que gano por la publicidad, que es bastante dinero. Ayudo al pueblo saharaui, a Aldeas Infantiles, hace 25 años abrí una guardería en Caracas y he fundado con el chef Gastón Acurio un comedor social para niños en Pachacútec (Perú), donde se dan 300 desayunos al día". Todo un ejemplo.