| 03 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

El feo desplante de un comensal a su cita en 'First Dates' durante de la cena

Oriol se niega a bailar con su cita en ‘First Dates’: “Prefiero comer mierda a escuchar reggaetón”, fueron sus palabras textuales.

| ESdiario Medios

Cristina ha ido a First Dates en busca de un hombre empático con el que compartir las aventuras de la vida y se ha encontrado con “un garrulo” que no ha parado de decir palabrotas. "Hay mucho energúmeno suelto, que te comen la oreja", aseguraba la comensal, quien busca empatía, tiempo y humor en la persona que tenga al lado. Sin embargo, se ha encontrado en el local, con Oriol. "Un gordo de toda la vida", según él mismo se ha presentado.

Todo ha comenzado del mejor modo. Ella encantada con sus canas y sus uñas pintadas y él embobado con su continúa sonrisa. Primero, hablaron sobre sus experiencias sentimentales en el pasado y, más tarde, Oriol le explicó una anécdota de una cita con una chica de Tinder que nada tenía que ver con la de la fotografía.

Una historia con la que Cristina ha comenzado a sentir rechazo por su cita. Y es que no le ha gustado que el soltero dijera un montón de palabrotas durante la explicación. Y eso que ella también dice. Sin embargo, el definitivo detonante que ha provocado que está pareja no tuviera una segunda cita ha tenido un componente musical.

 

Oriol ha querido saber qué tipo de música le gustaba a su cita y le ha preguntado sobre el reggaetón, a lo que Cristina le contestó que le gustaba todo tipo de estilos. Además, tenía una hija adolescente. Algo que no ha entendido el soltero, quien se indignaba porque una mujer se moviera al ritmo de un estilo que le menosprecia.

Justo en ese momento, el restaurante más famoso de la televisión la ha liado y ha puesto reggaetón para bailar. Sin embargo, Oriol ha dejado tirada a Cristina entre palabrotas. "Prefiero comer mierda a escuchar reggaetón", vociferaba en cólera el soltera.  

En el momento de la decisión final, Oriol ha dicho que le había resultado hasta extraño encontrar a una mujer que tuviera las neuronas tan bien puestas y que le gustaría seguir conociéndola, pero ella le ha dicho que no coincidían en muchas cosas y que prefería no repetir.