04 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Tamara Falcó, Santiago Segura y Juan del Val, en El Desafío

Kira Miró gana "El desafío" jugándose el tipo con una peligrosa escalada

Roberto Leal se rinde ante el derroche de energía de la bella actriz, capaz de vencer en una increíble prueba de habilidad que dejó a todos atónitos.

| ESdiario Medios

Que Kira Miró es guapa, divertida e inteligente, lo sabe cualquiera que la escuche en una entrevista o la vea actuar. Lo que no era tan conocido es que, además de todo eso, está fuerte como un roble y es hábil como una lagartija. Y lo demostró en el primer time de la noche de Antena 3 con un esfuerzo sobrenatural en "El desafío", el concurso presentado por Roberto Leal.

La actriz fue capaz de escalar el "Everest", nombre metafórico de la cima que le pusieron, escalando nada menos que 27 cajas, muy inestables, y logrando con ello la puntuación máxima de la velada: 27 puntos, incluyendo un diez de un jurado encabezado por la célebre Tamara Falcó.

 

 

La proeza tuvo aún mas mérito al tener por rival a una deportista de élite, la campeonísima Gemma Mengual, que no pudo llegar tan alto como la actriz, receptora del premio del día: 6.000 euros del más otros 1.500 euros conseguidos por David Bustamante en la apnea que ha donado a la asociación NUPA, dedicada a ayudar a niños y familias con enfermedades intestinales. Así se lo ha donado una feliz vencedora.

Muchas caras conocidas

Junto a Roberto Leal, el jurado que componen Tamara Falcó, Santiago Segura y Juan del Val medirán cada viernes a ocho concursantes muy variados, en pruebas de habilidad cada vez más complejas a las que se medirán Ana Peleteiro, Pablo Puyol, Jorge Sanz, Ágatha Ruiz de la Prada, Jorge Brazález y los ya citados Miró y Bustamante.

 

La pruebas de la primera entrega del concurso de Atresmedia fueron ciertamente espectaculares y muy curiosas: desde aguantar bajo el agua el máximo tiempo posible hasta dormir en una terrorífica cama, pasando por otras más triviales como el tiro con arco, la geografía o hasta los modales.