| 28 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pablo Díaz y Luis de Lama, concursantes de Pasapalabra
Pablo Díaz y Luis de Lama, concursantes de Pasapalabra

Los concursantes de Pasapalabra hablan por fin sin tapujos de su mal rollo

Los rumores sobre el enfrentamiento entre Pablo Díaz y Luis de Lama han sido contantes, llegando a acusar a los guionista de favorecer al primero.

| ESdiario Medios

Pablo Díaz y Luis de Lama se meten cada tarde en las casas de media España con un solo objetivo descifrar el 'rosco' de Pasalabra. El concurso presentado por Roberto Leal ya no se entiende si ellos y sigue cosechando grandes datos de audiencia, debido, en gran parte a la rivalidad existente entre los concursantes.

Pero precisamente esa rivalidad ha traspasado la pantalla y son muchos los que ha apostado porque el mal rollo y las rencillas están presentes entre ellos, aunque ambos ya se han encargado de zanjar los rumores.

De hecho, el que se ha lanzado a ello ha sido Luis. El guardia civil ha utilizado su cuenta de Twitter para asegurar que, aunque no suele "entrar en este juego", está "cansado de tonterías y estupideces", por lo que ha aclarado que admira "profundamente a Pablo, ojalá supiera la mitad de todo lo que sabe él. Es mi compañero y amigo y nunca le faltaría el respeto y el que vea éso tiene un problema serio y necesita ayuda".

 Por su parte, Pablo no ha tardado en contestar a su compañero. "Lo mismo digo, Luis", ha asegurado. Además, ha insistido en que "eres, además, de un tío ultrapreparado, un pedazo de pan. El rosco es nuestro único enemigo. Gracias por todos estos programazos que nos das".

Además ha lanzado un "consejo al (muy reducido) número de haters: tumbaos en el sofá y simplemente disfrutad del programa, hombre", ha asegurado.

 

 

Junto a ello, ha aprovechado para acallar a aquellos que le acusan de ser beneficiario de un presunto trato de favor por parte del programa. "Los roscos sí son equitativos. A veces, solo los que "opositamos" para el programa lo podemos apreciar realmente, y para la gran audiencia quizás sea más difícil. Pero os aseguramos que siempre hay el mismo número de "cerrojos" en cada rosco. Los guionistas nunca fallan", ha zanjado.