| 13 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Militares del Ejército de Ecuador en las calles de la capital, Quito.
Militares del Ejército de Ecuador en las calles de la capital, Quito.

Caos en Ecuador: tiroteos, asesinatos y secuestros en la guerra con las bandas

El endurecimiento del trato contra las bandas del presidente Noboa ha provocado la rebelión en las cárceles y la fuga de presos. El Gobierno ha declarado el estado de excepción.

| Raúl Puente Mundo

En los últimos días Ecuador se ha convertido en el centro de las miradas de todo el mundo por el clima de violencia que viven. La pregunta es: ¿qué está pasando y por qué ha saltado todo por los aires? Escenario en el que ha muerto asesinado el cantante Diego Gallardo cuando iba a recoger a su hijo al colegio en Guayaquil precisamente para ponerle a salvo de los disturbios que azotan el país suramericano. De momento no hay cifra oficial de fallecidos y de momento la única cifra oficial es de al menos 8. Número que visto lo visto es escaso ya que, visto lo visto, se esperan más víctimas.

Para entenderlo hay que remontarse al verano pasado, del 2023, época en la que las elecciones en Ecuador se desarrollaron en un clima de violencia que tuvo su culmen con el asesinato del candidato Fernando Villavicencio, asesinado a tiros cuando salía de un mitin electoral. La escalada de violencia generalizada y la muerte de Villavicencio provocó la declaración del estado de excepción.

Durante esta campaña el que sería futuro presidente, Daniel Noboa, prometió endurecer el trato con las bandas tanto en la calle como en las cárceles al estilo de Nayib Bukele en El Salvador y levantar nuevas prisiones más modernas, seguras y para hacer un mejor reparto de los reos entre las superpobladas y violentas cárceles ecuatorianas, donde las bandas se disputan el control dentro de las mismas.

Es por ello que Noboa prometió poner en marcha ese plan para intentar cambiar la situación y meses después de la promesa, el presidente ecuatoriano de tan solo 36 años anunciaba a principios de este 2024 que comenzaban a construirse estas nuevas prisiones. Este anuncio no gustó a las bandas y supuso el detonante de lo que estamos viviendo desde el fin de semana. Las revueltas en las cárceles se extendieron por todo el país y dos jefes de bandas, José Adolfo Macías Salazar ‘Fito’ el lunes y Fabricio Colón Pico el martes, consiguieron fugarse en medio del caos y la violencia, con motines, secuestros y asesinatos de guías penitenciarios, saqueos y tiroteos en las calles y fugas de presos.

La situación empujaba a Noboa a declarar el estado de excepción de nuevo, incluyendo toque de queda en todo Ecuador, para intentar apagar la rebelión en las cárceles. Como era de esperar, la decisión del Gobierno de Noboa ha molestado aún más a los presos que están atentando contra policías y jueces y provocando explosiones en numerosas partes del país. Y en esas sigue el Ejército ecuatoriano peleando en las calles y en las prisiones contra los criminales -la gran mayoría relacionados con las bandas del narcotráfico- y dejando esas impactantes imágenes en las redes sociales.

Uno de los momentos más virales ha sido el secuestro por parte de un grupo de prisioneros fugados de los trabajadores del canal de televisión TC, en Guayaquil. Varios encapuchados irrumpieron fuertemente armados en el informativo que emitían en directo para secuestrar a los presentes, a los que encañonaron y pidieron que mandaran un mensaje al presidente Noboa para que retiraran al Ejército de la calle y de los alrededores de ese lugar concreto.

Finalmente las Fuerzas Armadas ecuatorianas consiguieron entrar en el lugar y detener a los criminales sin que ninguno de los rehenes resultara herido. Además de eso, en las redes sociales se pueden ver múltiples vídeos de tiroteos y enfrentamientos entre el Ejército y las bandas en numerosos puntos del país como Quito Cuenca, Guaranda o Guayaquil, segunda ciudad más grande de Ecuador y principal foco de la violencia.

Las autoridades ecuatorianas todavía no han dado una cifra de fallecidos oficial debido al caos pero en Guayaquil, lugar más peligroso hasta el momento con tiroteos en zonas comerciales, se contabilizan 8 fallecidos. También otros dos, agentes de policía, que fueron asesinados en la cercana localidad de Nobol.