| 28 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La ministra de Defensa, Margarita Robles
La ministra de Defensa, Margarita Robles

España se suma al abandono mundial de Afganistán a la tiranía de los talibanes

El Gobierno ha preparado un operativo para evacuar al contingente español, siguiendo los pasos del resto de fuerzas internacionales, que dejan indefensos a cientos de miles de afganos.

| M. Villa Mundo

El avance de los talibanes es imparable en Afganistán, hasta el punto de ya han alcanzando la capital, Kabul, aunque sin violencia de momento. Se está dando tiempo así a la que los últimos contingentes de las fuerzas internacionales destacadas allí desde hace dos décadas salgan del país, lo que supondrá abandonar a su suerte a cientos de miles de afganos ante la sangrienta tiranía de este fanático grupo político-religioso. El contingente militar español no es una excepción y también se suma a la evacuación general.

El Gobierno de Pedro Sánchez, a través de los ministerios de Defensa, Exteriores e Interior, ha organizado el operativo de desalojo de nuestro destacamento en Afganistán, que incluye también a cerca de medio centenar de traductores y asistentes afganos con sus familias. Se les protege, de ese modo, de una represión segura, por estar señalados como colaboradores de ejércitos extranjeros.

 

No tendrán tanta suerte cientos de miles de compatriotas, especialmente las mujeres, que se convertirán en víctimas seguras de la implacable opresión del régimen talibán. Para ellas y para todos los ciudadanos afganos desde el Ejecutivo español destaca su "preocupación" sin dar más alternativa.

Pero eso no es obstáculo para que se saque pecho y se presuma de la labor desarrollada por las Fuerzas Armadas españolas en el país asiático. "Tras casi 20 años de misión en Afganistán, toda nuestra preocupación por la situación de las mujeres y niños, siempre los más vulnerables en un conflicto armado. Gran trabajo el de nuestros militares allí y de todos los que dieron su vida defendiendo la paz y la libertad", aparece en el perfil de Twitter del Ministerio de Defensa, que comanda Margarita Robles, con abundante despliegue de fotos de la presencia militar española.

Entretanto, los talibán han anunciado este domingo que todavía no han tomado una decisión definitiva sobre cómo será el despliegue de entrada en la capital de Afganistán, Kabul, en un día que ha comenzado la evacuación del personal de la Embajada de Estados Unidos en la ciudad. Ha sido poco después de que la insurgencia talibán se hiciera con el control de la ciudad de Jalalabad hasta convertir la capital afgana en la única gran ciudad bajo dominio de las autoridades afganas.

Salida estadounidense y "gobierno de transición"

"Basado en las recomendaciones de nuestros equipos diplomáticos, militares y de inteligencia, el presidente de Estados Unidos ha autorizado el despliegue de aproximadamente 5.000 militares estadounidenses para garantizar una reducción ordenada y segura de la Embajada de los Estados Unidos y otro personal aliado", ha hecho saber la Embajada en su cuenta de Twitter.

Actualmente la Embajada mantiene a más de 1.400 empleados pero se desconoce el número exacto que permanecerá allí tras el final de la evacuación. Estados Unidos espera mantener una "presencia fundamental" en la capital afgana para facilitar más salidas y mantener una comunicación directa con el Gobierno afgano, según el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

 

 

Por otra parte, el ministro del Interior en funciones de Afganistán, Abdul Sattar Mirzakwal, ha anunciado el inicio de las conversaciones con los talibán para organizar un ejecutivo de transición en el país ante la llegada de los insurgentes a Kabul.

En una comparecencia, Mirzakwal ha indicado que "la transferencia de poder al gobierno de transición se llevará a cabo en un entorno seguro y pacífico". Parece que existe voluntad entre las dos partes de que no se produzca un derramamiento de sangre en la transferencia del poder a los nuevos dueños del país centroasiático.

Y en paralelo, los talibán han seguido completando su gran ofensiva. A la toma de Jalalabad se han sumado en las últimas horas otras dos incursiones en la ciudad de Jost, capital de provincia del mismo nombre, y Maidan Shahr, la capital de la provincia de Maidan Wardak. Los talibán también dicen que han conquistado la ciudad de Nili, en la provincia de Daikundi.

Con estas conquistas los talibán estarían al mando aproximadamente de unas 26 de las 34 capitales de provincia del país, según el recuento de los medios afganos, tras un avance fulgurante ocurrido en poco más de una semana, y aprovechando la retirada final de las fuerzas internacionales.