| 13 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Reme Mazzolari, en el centro, con ponentes y participantes en las jornadas celebradas en Madrid.
Reme Mazzolari, en el centro, con ponentes y participantes en las jornadas celebradas en Madrid.

Mazzolari abandera la lucha por la descarbonización en las carreteras

La Diputación de Valencia evaluará la gestión de gases de efecto invernadero de las posibles adjudicatarias con la Declaración Ambiental de Producto de las diferentes unidades de obra

| J. Giménez Municipios

La Diputación de Valencia valorará como criterio de adjudicación en las licitaciones de obras en carreteras la solicitud de la Declaración Ambiental de Producto DAP que facilita la valoración de la gestión de los gases de efecto invernadero por parte de las empresas aspirantes.

Así lo ha anunciado la diputada de Carreteras y vicepresidenta segunda, Reme Mazzolari en la apertura de la XVIII Jornada Nacional de Asefma (Asociación Española de Fabricantes de Mezclas Asfálticas) que se celebra en Madrid, y que cuenta también con la participación de Pablo Boix, Jefe de Servicio de Construcción de Carreteras de la institución provincial.

De esta manera, tal como se ha puesto de manifiesto por las entidades públicas y privadas que participan en la jornada profesional, la Diputació se pone a la vanguardia de la administración pública española en la lucha por la descarbonización, “algo que nos enorgullece y que viene a demostrar que desde las instituciones provinciales también se pueden liderar procesos tan relevantes como el de la defensa activa del medio ambiente”, explica Mazzolari.

La diputada de Carreteras explica que “se trata de un paso más en lo que hemos denominado ‘proceso de humanización’ de las infraestructuras viarias provinciales, para hacer compatible la construcción de carreteras con los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), y poniendo así a las personas en el centro de la ecuación”.

“Esta acción -continúa la también vicepresidenta de la Diputación- viene a reforzar el objetivo que nos ha trasladado el president Vicent Mompó de integrar los ODS en el máximo de acciones que se lleven a cabo desde la institución, con el objetivo de luchar contra el cambio climático”.

Concretamente, esta acción se enmarca en el ODS número 9, denominado ‘Industria, Innovación e Infraestructuras’, que tiene como meta principal “desarrollar infraestructuras fiables, sostenibles, resilientes y de calidad, incluidas infraestructuras regionales y transfronterizas”.

“La implantación este criterio en las adjudicaciones de obras no solo permitirá reducir la huella de carbono en las carreteras sino que motivará a las empresas para que hagan una gestión de sus emisiones de gases de efecto invernadero responsable y respetuosa con el medio ambiente, reduciendo al máximo el consumo de energía de sus actividades”.

 

Objetivo: balance neutro de la huella de carbono

La valoración de la Declaración Ambiental de Producto DAP es la primera fase de un programa de la Diputació para profundizar en el conocimiento de la huella de carbono de los productos empleados en la construcción y conservación de las carreteras.

Este programa tendrá continuidad en el área de Carreteras con nuevas fases de implantación en las que se valorará la minimización de la huella de los productos ofertados con la introducción de nuevos criterios en la adjudicación de los contratos, que permitan la compensación de la huella de carbono generada por la obra pública a lo largo de su vida útil, a través de mecanismos como la renaturalización, el uso de energías renovables y otros aspectos relacionados con el medio ambiente.

“El objetivo -afirma Reme Mazzolari- es lograr a medio plazo un balance neutro de la huella de carbono en las obras de construcción y mantenimiento de carreteras”. La neutralidad de carbono se consigue cuando se emite la misma cantidad de CO2 a la atmósfera de la que se retira por distintas vías, lo que deja un balance cero, también denominado huella cero de carbono.