| 24 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Policía Nacional
Policía Nacional

Nueve detenidos por explotación sexual en Alzira y Valencia

La Policía Nacional ha liberado a 14 víctimas en España y Rumanía, que eran sometidas a agresiones y humillaciones por una organización criminal

| Noel Rodilla Municipios

La Policía Nacional ha liberado a 14 víctimas de explotación sexual en España y Rumanía, que eran sometidas a agresiones y humillaciones por una organización criminal que, si las mujeres no conseguían el dinero que les exigían, les rapaban la cabeza, les hacían dormir en el suelo o las sacaban al balcón desnudas en invierno. Dos de las mujeres liberadas se encontraban en la localidad de Alzira.

La operación, enmarcada en el contexto del equipo conjunto de investigación (ECI) entre España y Rumanía, ha sido coordinada por Europol bajo las directrices de Eurojust, según ha informado la Policía en un comunicado. En total, los agentes han detenido a nueve personas, miembros de la organización, que supuestamente compraban bienes inmuebles y vehículos de alta gama para blanquear los beneficios que obtenían de la explotación de sus víctimas. Ocho de las personas detenidas han sido arrestadas en Alzira y una en València.

Según ha informado la Policía en un comunicado, la organización criminal captaba a sus víctimas a través del método 'Lover Boy'. Este procedimiento utiliza las relaciones de amistad o familiares, algunas veces por residir en el mismo marco geográfico, o a través de la creación de un perfil en redes sociales o en aplicaciones de citas con el que muestran interés por alguna mujer.

Los implicados aprovechaban el estado de necesidad de las víctimas y las obligaban a prostituirse en vía pública. Las mujeres estaban sometidas a condiciones "abusivas" y les propinaban palizas "brutales", incluso con latigazos con cables de teléfono, y humillaciones.

En el caso de no conseguir el dinero que les exigían, entre 300 y 400 euros al día, les rapaban la cabeza y eran obligadas a dormir en el suelo, debajo de la cama del proxeneta, o las obligaban a salir desnudas al balcón en pleno invierno. Además, eran obligadas a mantener relaciones sexuales incluso durante su periodo de regla.

Los presuntos implicados compraban bienes inmuebles y vehículos de alta gama para blanquear los beneficios que obtenían de la explotación de sus víctimas. Este dinero se enviaba a Rumanía por transferencia a través de bancos o agencias.

En la operación ha cooperado la Agregaduría de Interior de la Embajada de España en Rumanía, así como la Policía Nacional de ese país y las ONG Operation Underground Railroad (O.U.R.) y Amar Dragoste.

Tres de las personas detenidas han ingresado en prisión por los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual y matrimonio forzado, relativos a la prostitución, pertenencia a organización criminal, amenazas y hurto.

Los agentes han realizado dos entradas y registros en la localidad de Alzira y cuatro en Turnu Mugurele-Teleorman (Rumanía) en los que se han intervenido 3.600 euros en efectivo, un vehículo, cuatro armas blancas, joyas, seis teléfonos móviles y documentación relacionada con la investigación.