| 22 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Imagen archivo biblioteca Torrent
Imagen archivo biblioteca Torrent

El Ajuntament de Torrent niega que exista "censura" y se defiende de los ataques

El equipo de gobierno, formado por PP y Vox, afirma que lo único que se ha hecho es no renovar una suscripción pagada con dinero de los torrentinos y torrentinas.

| Sergi Tarazona Municipios

Las bibliotecas valencianas, en este caso la de Torrent, vuelven a abrir otra polémica con acusaciones de "censura" a libros y revistas en valenciano. Tras todo el lío que se generó este pasado verano en Burriana, municipio gobernado también por el Partido Popular y Vox, al igual que Torrent, primero que las publicaciones en valenciano, y luego con los libros de temática LGTBI, la izquierda, en esta ocasión acusa al consistorio dirigido por la 'popular' Amparo Folgado de "censurar" y retirar la revista Camacuc, publicación infantil en lengua valenciana, de las bibliotecas municipales.

Desde el Ayuntamiento se defienden, pues fuentes municipales consideran que la izquierda está fomentando un bulo al utilizar la palabra censura, ya que, según el consistorio, en ningún momento se han retirado estas revistas de la biblioteca, únicamente se ha decidido, con total libertad, pues es el dinero de los torrentinos y torrentinas, no renovar la suscripción a esta publicación.

Todo saltó ayer por la tarde cuando, la cuenta de Twitter de Camacuc Editorial, publicó un comunicado en el que anunciaba que su revista dejaría de estar presente en las bibliotecas de Torrent. En el tweet, desde la editorial, no entendía por qué el consistorio no renovaba su suscripción a la "única revista infantil en valenciano".

Tras esto, empezaron a llegar las reacciones de los principales líderes y plataformas de la izquierda. Joan Baldoví, portavoz de Compromís en Les Corts, hablaba de que sus nietos recibían mensualmente la revista, ya que, él se había suscrito tras la "censura" de Burriana. Plataforma per la Llengua hablaba de "hacer frente a un nuevo caso de censura", Dolors Gimeno, edil en el Ayuntamiento de Catarroja y portavoz de Compromís en la Diputación de Valencia, consideraba que el Ayuntamiento de Torrent "silenciaba referentes", el Grupo Municipal Compromís de Torrent también se adhería a la corriente de utilizar la palabra censura...

Sin embargo, hay una cosa cierta en todo esto, y no, no es la censura, es que el Ayuntamiento de Torrent es libre, pese a quien le pese, de decidir a que revista o medios se subscribe, pues no existe ninguna obligación de pagar, mes a mes, dicha suscripción.

Tras las pasadas elecciones municipales, el nuevo gobierno también se vio envuelto en otra polémica de índole cultural tras decidir cambiar el nombre del auditorio de la localidad, retirándole el nombre de Vicent Torrent, músico torrentino referente de la música en valenciano y fundador de Al Tall.