| 25 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Síndrome de ovario poliquístico y embarazo

| Dr. Sebastián Sessa Opinión

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es el trastorno hormonal más frecuente en las mujeres en edad reproductiva, con una incidencia de hasta el 20%, representando la forma más común de hiperandrogenismo (exceso en la producción de andrógenos) propiciando con ello la aparición de acné, alopecia (pérdida de cabello), hirsutismo (crecimiento excesivo de vello) etc. Asimismo, el SOP será la causa más frecuente de anovulación crónica, y, por tanto, una causa de esterilidad femenina.

Un ciclo menstrual normal ha de ser ovulatorio. Sin embargo, las pacientes con SOP presentan en hasta en un 70% de los casos, ciclos en los que no se produce ovulación, lo cual se refleja clínicamente en forma de amenorrea (ausencia de menstruación).

El diagnóstico del síndrome poliquístico se basa fundamentalmente en la presencia de una disfunción menstrual crónica. Además, se relacionará en la mayoría de los casos con signos de hiperandrogenismo clínico, así como ovarios de aspecto poliquístico identificados ecográficamente.

Para lograr un embarazo en pacientes con hiperandrogenismo y anovulación crónica, es necesario una correcta ovulación. El hiperandrogenismo no solo afecta al proceso ovulatorio, sino también al adecuado funcionamiento ovárico en su conjunto. Por todo ello, estas pacientes pueden presentar una subfertilidad/infertilidad, que en muchas ocasiones supondrá el principal motivo de consulta.

Se recomienda consultar de forma precoz en aquellas pacientes con periodos de amenorrea (ausencia de menstruación) y/o signos de hiperandrogenismo clínico, o bien tras un año de búsqueda de embarazo sin éxito en parejas menores a 35 años, siendo este tiempo de seis meses para parejas mayores a dicha edad.

Tratamientos frente a la anovulación crónica

Si la paciente no desea gestación, el tratamiento irá orientado fundamentalmente a equilibrar el perfil hormonal de la misma, siendo el empleo de anticonceptivos orales combinados con un perfil “antiandrogénico” una de las principales formas de tratamiento.  En aquellas mujeres que buscan embarazo, la primera línea de tratamiento consistirá en el empleo de fármacos inductores de la ovulación, los cuales podrán ser orales, como el citrato de clomifeno, o subcutáneos como las gonadotropinas.

Dado que se trata de un síndrome que provoca una afección sistémica, muy frecuentemente están presentes patologías como la obesidad, resistencia a la insulina, acné severo, etc. El manejo multidisciplinar de estas pacientes, con endocrinólogos, dermatólogos, nutricionistas y psicólogos, será de gran importancia en el tratamiento de estas mujeres.