| 21 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

La importancia de la vista para la salud cognitiva y de fomentar la lactancia

| Miguel Campo Opinión

Perder visión es un problema importante que preocupa a mucha gente. Empiezas a tener despistes, experimentar confusión y no pensar con claridad. El Centro Oftalmológico Kellogg de Michigan Medicine, asociado a la Universidad de Michigan, ha realizado una interesante investigación donde se ha considerado que el riesgo de padecer demencia se disparaba entre los adultos mayores con problemas de visión, incluyendo a las personas que no conseguían mejorarla a pesar de usar gafas y lentillas. El estudio realizado en 2021 y publicado en la revista JAMA Ophthalmalogyc, se ha basado en los datos obtenidos de casi 3.000 personas mayores en EEUU. Este estudio, sigue a otros ya publicados que subrayaban la importancia de la vista para la salud cognitiva. A medida que se cumplen años, la pérdida de visión, fruncir el ceño para poder ver con claridad y distinguir qué pone en un cartel lejano, son algunas de las capacidades que pueden verse deterioradas. Esto lo veo claro… es mi caso.

En España, el Instituto Nacional de Estadística (INE), afirma que la cifra de nacimientos en el primer semestre de este año es la más baja de los últimos años. El estilo de vida, así como la situación laboral ha provocado que se produzca un retraso de la maternidad dando lugar a esta disminución en la tasa de natalidad y una mayor dificultad a la hora de conseguir un embarazo con un niño sano en casa. Desde 2016, se ha producido un aumento del 137% en el número de mujeres embarazadas con 50 años o más y los partos de mujeres con una edad comprendida entre los 45 y los 49 años ha crecido un 50,6%. Esto hace que cada vez más parejas recurran a las Unidades de Reproducción para tratar de conseguir un embarazo mediante Fecundación in vitro (FIV). Con el aumento de la edad materna se incrementan las posibilidades de alteraciones cromosómicas en los embriones, provocando que no se produzca la implantación de los mismos o en caso de que lo hagan, que aumente la tasa de aborto o se produzca el nacimiento de un bebé con una alteración cromosómica. En los últimos años, la FIV con la biopsia embrionaria (DGP o PGTA) han podido ayudar a minimizar estos riesgos y permitir identificar aquellos embriones que son cromosómicamente anormales. Así lo asegura la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Ruber Internacional de Madrid, que ofrece esta técnica no invasiva desde junio 2020 como complemento al diagnóstico morfológico embrionario.

Otro hospital, el Hospital Universitario de Jaén, ha diseñado un material informativo con el objetivo de fomentar la lactancia materna en el centro. Carteles didácticos y folletos, que se distribuyen entre las madres y se instalan en las consultas y zonas de atención materna y familias. Es una de las medidas puesta en práctica por la Comisión de Lactancia, en coordinación con la Guía de Buenas Prácticas Clínicas de Lactancia Materna del Hospital Universitario de Jaén, incluida en la estrategia BPSO (Best Practices Spotlight Organizations) o CCEC (Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados) que trabaja intensamente en este hospital. Así, se forma a madres y familiares en la lactancia materna, tanto en planta como a través de las consultas que se realizan tras recibir el alta médica y una vez han regresado a sus hogares. El 95% de las madres que dan a luz por vía vaginal en el Hospital Universitario de Jaén vuelven a casa ofreciendo leche materna a sus bebés. Existen multitud de estudios que demuestran las propiedades beneficiosas de la lactancia materna. Es un fluido biológico vivo, que contiene enzimas, inmunoglobulinas y factores de crecimiento, entre otros, con propiedades biológicas. Fomenta el desarrollo gastrointestinal e influye en el microbiota y la flora intestinal. Además, en recién nacidos prematuros la lactancia materna ha demostrado que reduce el riesgo de enterocolitis necrotizante, aumenta la lactasa intestinal y disminuye la permeabilidad intestinal. El mejor comienzo para la madre y el recién nacido.