| 24 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Un tractor participa en una tractorada convocada por la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, en la Puerta de Alcalá, durante el verano de 2023.
Un tractor participa en una tractorada convocada por la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, en la Puerta de Alcalá, durante el verano de 2023.

La agricultura española sacará tambores de guerra por el abandono de Sánchez

El Gobierno socialista sigue de brazos cruzados ante los saqueos y el boicot en Francia a productos españoles mientras parte del sector agrícola de nuestro país sufre pérdidas millonarias.

| Eugenio Narbaiza Opinión

Desde las doce del mediodía de este domingo los agricultores franceses están cerca de los accesos a París con el objetivo de cortar la entrada de vehículos a la capital francesa de manera indefinida y ampliar de esta manera la importancia de las movilizaciones que vienen protagonizando desde finales de la semana pasada, por considerar que España les hace competencia desleal.

Esta actitud de los agricultores franceses está provocando graves daños económicos tanto al sector agrícola andaluz y murciano -este último el principal afectado- así como al sector del transporte por carretera de ambas comunidades. Se han quemado una media docena de camiones y se ha destruido la mercancía que llevaban. Esta fundamentalmente perteneciente al sector hortofrutícola almeriense y murciano, considerados como la huerta de Europa con un volumen de exportación muy superior a los doce mil millones de euros (exclusivamente de la provincia de Almería) además de otra cifra similar en la Región de Murcia.

Quién esto escribe -que reside desde hace 18 años en el corazón del Mar de Plástico, en Roquetas de Mar- puede asegurar que el ánimo en la comarca del Poniente Almeriense, que dedica más de 40 millones de metros cuadrados al cultivo de invernaderos, está muy alterado porque se sienten desprotegidos desde el gobierno español, quién desde que se iniciarán las acciones de protesta en Francia ni tan siquiera ha llamado a consultas a la embajada francesa ni ha exigido a Bruselas la protección tanto a las exportaciones agrícolas como a los camiones españoles.

 

En este sentido cabe decir que ayer lunes, el comentario generalizado en las lonjas de subasta de Las Norias de Baza, La Mojonera o Roquetas de Mar y El Ejido, era que si el gobierno de Sánchez no actúa de inmediato, la cosecha de este año se puede dar como fracasada y el sector agrícola del sureste de España, puede recibir uno de los golpes más importantes en su economía de los últimos tiempos.

Asimismo, los agricultores que sirven los productos a través de éstas subastas a las cooperativas tienen problemas añadidos con el desarrollo de sus cosechas, dado que Andalucía y Murcia sufren una sequía desde hace 94 meses, viéndose obligados en ocasiones a buscar agua de los acuíferos hasta una profundidad de 1000 metros.

Un agricultor muestra la tierra seca en un campo de Murcia.

Precisamente, el gobierno andaluz acaba de aprobar el cuarto decreto contra la sequía anunciando la ejecución de obras y actuaciones en las provincias de Málaga, Granada y Almería que se realizarán de manera inmediata y que tendrá unas inversiones de cerca de 200 millones de euros. Dinero que se invertirá en crear desoladoras portátiles además de, si fuera necesario, traer agua en barcos y pedir al gobierno de la Nación el trabase de otras cuencas por un volumen mayor a los 5 Hm3 de agua.

 

No es de recibo que hasta el momento el gobierno español, más concretamente el ministro de Agricultura Luís Planas, no haya tomado medidas para proteger las exportaciones y por otro lado, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez -que posee una vivienda de veraneo en la localidad almeriense de Vera y razón por la que conoce el problema- no haya hecho ninguna referencia a la situación de los agricultores y transportistas españoles. ¿Su silencio será consecuencia de que Almería y Murcia son bastiones del PP y que se desentiende de lo que sucede?

Por último, según hemos podido saber tanto en el Congreso de los Diputados, así como en la Diputación de Almería, se van a presentar acciones Parlamentarias de protección a ambos sectores. En el Poniente Almeriense y Murcia los tambores de guerra se están preparando y no sería descartable unas acciones reivindicativas del transporte de gran contundencia, porque según los agricultores “nos ayudan y protegen desde el gobierno o la guerra es segura”.