| 20 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El ministro Félix Bolaños y el presidente Pedro Sánchez charlan durante un acto del Gobierno.
El ministro Félix Bolaños y el presidente Pedro Sánchez charlan durante un acto del Gobierno.

La Ley de Amnistía cuestionada tres veces. ¿Cantará el gallo?

El Gobierno de Sánchez ha recibido tres informes de tres instituciones jurídicas de peso contra la polémica norma y hace más difícil que nunca defenderla judicial y constitucionalmente.

| Eugenio Narbaiza Opinión

¿La Ley de Amnistía muerta nada más aprobar se en el Congreso? Todo parece indicar que sí, puesto que los sucesivos informes de letrados de las cámaras, instituciones como la Comisión de Venecia -órgano consultivo del Consejo de Europa y en un último caso la decisión del CGPJ, máximo órgano de los jueces, en donde una mayoría de 9 representantes sobre cinco favorables- rechazan la constitucionalidad de esta ley. "Supervivencia en el poder" para Pedro Sánchez.

Estos informes, alguno de ellos emitido a petición del Senado, como es el caso del correspondiente al CGPJ, pueden ser definitivos a la hora de determinar si está ley puede ser aplicada desde la Constitución o si por el contrario puede no ejecutarse. Y es que en el caso de la Comisión de Venecia se estima que "al ser una ley tan importante, debería ser adoptada por una amplia mayoría parlamentaria, que sería bueno que se planteara mediante una reforma constitucional y que debería aclararse el ámbito de aplicación temporal así como el de los delitos afectados". También teniendo en cuenta "la particularidad de que no debía de haberse tramitado con urgencia y estar acompañada con los informes técnicos preceptivos clarificar el objetivo de lo anmistiable, en relación a la malversación".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene durante una sesión de control al Gobierno en el Senado.

Por otra parte, en el informe de los letrados del Senado, se señala que "aparte de la consideración de constitucionalidad o no de la ley, hay que realizar unas consideraciones previas acerca de las irregularidades que se han producido en la tramitación en el Congreso de los Diputados y que podrían comportar una nulidad radical de lo actuado, por infracción de las reglas esenciales de formación de la voluntad en la Cámara Baja, se han sumado nuevas y serias dudas que acarrearían la inconstitucionalidad de la iniciativa, por motivos formales de infracción en el procedimiento legislativo”.

 

En cuanto al CGPJ, se dice que “la Amnistía pone en peligro la separación de poderes, además de que la norma es incompatible con el Estado de Derecho, incidiendo en su deficiente técnica jurídica".
Aunque es de suponer que la reacción del gobierno de Sánchez será descalificar este informe del CGPJ “por considerarlo caducado”, lo cierto es que su informe puede ser muy tenido en cuenta tanto en la futura decisión del Tribunal Constitucional, que deberá afinar sus razones a favor o en contra. Aunque donde puede tener especial incidencia es en una futura decisión del TJUE, ya que a pesar de todas las descalificaciones, el CGPJ es el máximo órgano de los jueces y sus resoluciones van siempre en el contexto del Derecho Europeo.

Difícil lo tienen Pedro Sánchez y su "Triministro" Félix Bolaños para justificar tres varapalos de tres instituciones en una misma semana a pesar de su "voluntad de reconciliación y concordia con los independentistas catalanes".

Por cierto,¿ que pasará si durante la campaña de las catalanas Puigdemont acude de regreso a España una vez proclamado candidato a la Generalitat? No es nada descartable que suceda para intentar ser el presidente hegemónico del independentismo catalán y ganar su guerra con la ERC de Junqueras.