| 20 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Feijóo este miércoles en la sesión de investidura de Sánchez.
Feijóo este miércoles en la sesión de investidura de Sánchez.

Feijóo "vapulea" a Sánchez y anticipa una oposición con un "aliado" inesperado

Tono duro, sin caer en la deslegitimación para sortear las trampas, y con un Junts recordando a Sánchez que le tiene "cogido del ronzal" y la amnistía es sólo el "primer pago"

| Marta Gómez Montero Opinión


Alberto Núñez Feijóo ha protagonizado un discurso durísimo que ha hecho que Pedro Sánchez y la bancada socialista que en unas horas le va a ovacionar, se resolvieran nerviosos en sus asientos. Pero un discurso medido al milímetro en el que ha evitado lo que precisamente estaba deseando el líder socialista, que le deslegitimara para acusar a Feijóo de no respetar los resultados electorales.

 

Desde que este jueves Feijóo salga del Congreso va a iniciar una oposición sin cuartel que va a pivotar en tres elementos fundamentales: las instituciones: donde el Senado, Europa y las doce CCAA que gobierna el PP van a tener un papel decisivo.

Pero excepto eso, le ha dicho de todo y nada bonito: le ha acusado directamente de " corrupción política por comprar votos de Junts en beneficio personal", ha denunciado que su investidura porque "nace de un fraude" y le ha espetado - a modo de ironía del destino - que "la historia a Sánchez no le "amnistiará".

Unas palabras que se han visto avaladas por los principales beneficiarios de la compra venta de Sánchez: la portavoz de Junts, Miriam Nogueras, que va a recordar a Sánchez que la amnistía es sólo un primer pago de un "precio aplazado" que incluye el conocido como lawfare y un referéndum de autodeterminación para Cataluña.

"Pedro Sánchez seguirá en Moncloa y en el Falcón, pero el oprobio le perseguirá durante lo que dure la legislatura y nosotros nos vamos a encargar". Confirmaban dirigentes del PP a ESdiario que detallarán en que va a consistir el encendido de "todas las alarmas democráticas ya que es capaz de todo". Unas palabras que distan mucho de ser una mera advertencia retórica.

 

Feijóo, mostrando un documento en el debate de este miércoles.

 

Desde que este jueves Alberto Núñez Feijóo salga del Congreso de los Diputados va a iniciar una oposición sin cuartel que va a pivotar en tres elementos fundamentales: las instituciones: donde el Senado, Europa y las doce Comunidades Autónomas que gobierna el PP van a tener un papel decisivo y la calle.

"Para saltarse la Constitución ya está Sánchez" dicen en el PP: nuestro papel es exactamente el contrario, respetarla y hacer todo lo posible para "revertir" la venta a plazos de la Carta Magna y la igualdad entre españoles que está protagonizando el ya presidente del Gobierno.

"Necesita de la resignación del pueblo español, pero se equivoca, no la va a tener", le ha advertido alzándose así en representación del malestar social expresado por millones de españoles en las ciudades de todo el país y que va a tener continuidad durante toda la legislatura. Este sábado precisamente el líder del PP va a participar en la manifestación convocada por la sociedad civil en las calles de Madrid.

 

El líder de la oposición también ha puesto nervioso a Sánchez cuando ha exhibido ante la Cámara el dossier con las declaraciones de infinitos colectivos contra la amnistía y le ha preguntado irónico si "todos son ultras peligrosos".

Feijóo es consciente de que el único discurso que tiene Sánchez contra él es tratar de identificar al Partido Popular con Vox y por eso su oposición será " firme pero moderada y alejada de Vox". De hecho, el Partido Popular va a utilizar la mayoría en el Senado para retrasar al máximo la entrada en vigor de la ley de amnistía pero no tiene intención de salirse de la Constitución y negarse a tramitarla como le está exigiendo Vox.

"Para saltarse la Constitución ya está Sánchez" dicen en el PP: nuestro papel es exactamente el contrario, respetarla y hacer todo lo posible para "revertir" la venta a plazos de la Carta Magna y la igualdad entre españoles que está protagonizando el ya presidente del Gobierno.