| 29 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Cristina Seguí y Anabel Alonso
Cristina Seguí y Anabel Alonso

La bronca viral entre Anabel Alonso y Cristina Seguí de la que todos hablan

Las dos influencer en polos contrarios se enzarzan en una bronca sin remilgos a cuenta de cómo quedan las mujeres en Afganistán y del feminismo en España.

| Mr. Meme Opinión

 

La crisis en Afganistán y, en especial, el abandono de las mujeres de allí ante un régimen que literalmente las confina en sus casas, las tapa de arriba a abajo, las convierte en objetos al servicio de sus maridos y las ejecuta sin compasión a la más mínima; han generado una tormenta de reproches nada sorprendente.

Abundan los mensajes al "feminismo oficial" del Gobierno, ése que convierte el razonable discurso de igualdad en una coartada para imponer una ideología de género sustentada en el brochazo gordo, las leyes delirantes y la absurda confrontación política; haciendo una caricatura de España en la que la terrible excepción de violencia y maltrato se presenta como la norma general para medir a los partidos de derecha, a los hombres y en general a todo aquel que no compre la escacharrada mercancía del "heteropatriarcado".

 

Y claro, la opresión letal que les espera a las mujeres que sí son víctimas de esa vergonzosa indefensión que en España no existe, según todos los informes oficiales que miden la situación de las féminas en el mundo, es una ocasión para que se ajuste cuentas con Irene Montero y compañía, sorprendentemente silenciosas en este tétrico caso.

La "pelea" de Cristina Seguí y Anabel Alonso

Eso ha hecho la comunicadora e influencer Cristina Seguí, célebre por sus opiniones a tumba abierta y un discurso que, en casos como éste, "no hacen prisioneros": el objetivo de su contundente respuesta ha sido su némesis, la actriz Anabel Alonso, cuya reacción ante el drama afgano ha sido... impulsar una recogida de firmas:

 

 

La invitación de Seguí a Alonso para que, en lugar de dedicarse al postureo, se moje de verdad en la protección de las indefensas mujeres afganas, ha tenido una reacción no menos subida de tono de la cómica, conocida igualmente por sus feroces mensajes:

 

  

No parece que Alonso haya hecho muchos amigos, precisamente, ni con su campaña de firmas que hará la misma mella en los talibanes que un mosquito picando a una ballena ni, tampoco, con su réplica a la que fuera fundadora de VOX; al menos viendo la ingente cantidad de mensajes críticos que ha recibido, entre ellos algunos casi definitivo:

 

 

Y en el mismo viaje, se ha llevado la del pulpo Irene Montero, cuyo descanso estival al parecer no es compatible con un leve pronunciamiento siquiera hacia las mujeres afganas que sí tuvo, otros veranos, en casos como el de Juana Rivas, la pobrecilla manipulada hasta el punto de llevarla a mantener delitos que la llevaron a la cárcel:

 

 

Quizá a la ministra y a la artista les sirva de consuelo saber que no están solas, ni para recoger firmas ni para llevarse la del pulso a continuación: las periodistas Maruja Torres y Rosa Montero se han sumado a ambas cosas, una de ellas a su pesar. Y que cada uno saque sus propias conclusiones: