| 11 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La juez obliga a Juana Rivas a entregar a sus hijos al padre el lunes 28 de agosto.
La juez obliga a Juana Rivas a entregar a sus hijos al padre el lunes 28 de agosto.

¿El último acto de Juana Rivas?

La psicóloga de ESD analiza la puesta en escena de Juana Rivas al pasar por el juzgado y la actitud de su asesora, para preguntarse de nuevo por quién se están preocupando de los menores.

| Pilar Enjamio Opinión

 

Pilar Enjamio es psicóloga

A veces, muchas veces, las situaciones nos superan y es cuando la profesionalidad debe salir más a flote. Y precisamente por eso uno debe tener total independencia política y actuar con objetividad. Jamás con la subjetividad que nos aleja del razonamiento y se acerca más al atrevimiento de la ignorancia y a un punto de vista dictatorial.

Uno se pregunta si era tan peligroso Francesco por qué cuando estaban separados se fue Juana a Asia y dejó a su hijo con su padre

Por ello nos fijaremos en los gestos y conductas y expresiones de todo lo que rodea a la salida del juzgado de Juana Rivas. De verdad que Francisca Granados se asemejaba más a un mánager que a una asesora. Las palabras o afirmaciones que a veces no controlamos y surgen espontáneamente nos delatan.

A muchos les extrañó cuando Granados dijo que Juana declararía ante el juez y después saldría. No debería saber eso porque hubiese podido ser prisión provisional y afirmar algo categóricamente es dudoso y suena a coyuntural. Hizo caso omiso a las decisiones judiciales y, como se presionaba con que el respeto a la ley era fundamental, aprovecharon la ocasión de un día y un juez de guardia afín al feminismo.

Juana expresaba que le había escuchado un ser humano. Un ser humano es neutral y escucha a dos padres implicados en algo fundamental como es la educación, amor, emociones y equilibrio de unos hijos. Nunca un ser humano es solo aquel que nos dice lo que queremos oír y nos favorece cuando debería primar el bienestar de dos menores.

La salida de Rivas, perfectamente conjuntada, ha sido triunfal como si se sintiera la Reina de todo un país. Y yo me pregunto, ¿hay un ser humano que escuche a Francesco sin lapidarlo y haga que se cumpla una sentencia judicial de entrega de los niños que empiezan el curso escolar? Las palabras de Juana al salir denotaban egoísmo, al pensar sólo en ella.

 

Hay algo muy significativo en la personalidad de Juana y es el paso de la risa al llanto con una facilidad extraordinaria

Ahora a realizar proyectos de madre e hijos. Esta afirmación que aprendió en las terapias traspersonales de eliminar al padre, ya que todo cambio lleva a eliminar piezas, se puso de manifiesto. Se iría a la playa con sus hijos a descansar porque los pobres estaban mal y angustiados.

Yo recuerdo cuando afirmaba por activa y por pasiva que estaban estupendamente. La psicólogo del juzgado afirmó que en la entrevista con el menor él afirmaba que quería a su padre y a su madre. Esta opinión la rechazaban y no interesaba porque según ellas no estaba colegiada. Ahora resultó que la abogacía española afirma Granados no es letrada ni está colegiada.

La figura paterna

Esto nos habla que tipo de armas se utilizan según nos favorezcan o no. La psicólogo de Maracena decía el niño era agresivo con su madre y eso constituía un peligro porque repetía los patrones agresivos del padre. Yo, que atendí a hijos de menores, puede ser por la angustia, creen lo que hace su madre pero denotan desacuerdo e incluso agresividad por sentirse como en una cárcel, entre barrotes.

Pero se le va manipulando contra el padre con el tiempo narrándo historias falsas. Uno se pregunta si era tan peligroso Francesco por qué cuando estaban separados se fue Juana tres meses a Asia con sus terapias y dejó a su hijo con su padre. Y qué pena inmensa que en este fanatismo de medios, grupos feministas y el pueblo llano sólo se repite "Juana, Juana" y nada el equilibrio del menor.

Por supuesto, la figura paterna eliminada como una pieza de ajedrez. Jaque mate. Y fuera de la endogamia se eliminan psicólogos, jueces, fiscales que sostienen otra verdad y que piden la restitución de dos menores porque no ven peligro alguno en su padre. Hay algo muy significativo en la personalidad de Juana y es el paso de la risa al llanto con una facilidad extraordinaria y con un cariz similar al arte dramático.

Los hijos necesitan a su padre y a su madre para compartir emociones y vivencias con ambos. Y todo será más fluido . Y por supuesto en la privacidad que Gabrielle y Danielle se merecen.