| 20 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Al fondo de la imagen se ve a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso
Al fondo de la imagen se ve a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso

Benjamín López: "El acoso 'chavista' a Ayuso desde el Gobierno es intolerable"

El subdirector de ESdiario pide en su videoblog la dimisión del delegado del Gobierno en Madrid por permitir que manifestantes, a diferencia de los de Ferraz, llegasen a la puerta del PP.

| ESdiario Opinión

El delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Martín, no debería seguir ni un minuto más en su puesto porque no defiende los intereses de los ciudadanos sino de su partido y de su jefe, Pedro Sánchez.

Este miércoles por la tarde permitió que varios cientos de ciudadanos se agolparan frente a la sede del PP en la calle Génova para pedir la dimisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso a la que acusan de “asesina”, por las muertes de ancianos en las residencias durante la pandemia, y de “corrupta”, por el presunto fraude fiscal que podría haber cometido su actual pareja.

La gente, faltaría más, es libre de manifestarse incluso por dos acusaciones disparatadas como estas. ¡Allá ellos! Lo que no es de recibo es que lo que el delegado de Pedro Sánchez permitió en la calle Génova lo impidiera en la calle Ferraz hace unas semanas. Allí, la policía se empleó a fondo, incluso con gases lacrimógenos, para evitar que los manifestantes llegaran a la puerta de la sede del PSOE.

 

No es tolerable esta actuación. Y no es la primera vez que sucede aunque sí es la más grosera. Hace unas semanas, el 21 de febrero, Francisco Martín permitió que la protesta de los agricultores que tomaron Madrid con sus tractores discurriera también justo por delante de la sede del PP. Para mayor manipulación aún, en esa ocasión TVE montó un directo para informar de la protesta, casualmente cuando los tractores pasaban por la calle Génova. Lo que se vio a la espalda del redactor que la televisión pública desplazó allí fue el logotipo del Partido Popular.

La actuación de Martín es bochornosa, marcada por una animadversión clara hacia la presidenta de la Comunidad de Madrid. Para muestra, un botón. Hace unos días, el delegado del Gobierno, marioneta de Pedro Sánchez, afirmó lo siguiente: “Llevamos mucho padeciendo una saga mafiosa que proviene de Aguirre y ahora tenemos a 'La Madrina' de Ayuso”. Esas declaraciones son inadmisibles y totalmente impropias para alguien que debería representar al Gobierno de la nación, pero que en realidad actúa como un testaferro de su jefe, el presidente Sánchez.

Martín debe dimitir, aunque todos sabemos que no lo va a hacer, entre otras cosas porque tampoco nadie se lo va a exigir. De hecho, con su patética actuación como lacayo del ‘sanchismo’ está ganando puntos para un futuro ascenso. Así está España.