| 23 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Alfonso Fernández Mañueco, Isabel Díaz Ayuso, Alberto Núñez Feijóo, Carlos Mazón, Fernando López Miras y José Luis Martínez-Almeida.
Alfonso Fernández Mañueco, Isabel Díaz Ayuso, Alberto Núñez Feijóo, Carlos Mazón, Fernando López Miras y José Luis Martínez-Almeida.

Las elecciones del próximo 28M: salida de emergencia del 'sanchismo'

Con nuestro voto debemos volver a la convivencia cordial que caracterizaba nuestro sistema democrático, abandonando las políticas de odio y enfrentamiento cada vez más comunes y asfixiantes.

| Fernando de Rosa Opinión

Siempre que entramos en un lugar cerrado es conveniente que nos aseguremos dónde está la salida de emergencia para poder ponernos fuera de peligro si surge algún incidente. Igualmente, en una democracia siempre hay que tener una salida lo más cerca posible para el caso que los gobiernos empiecen a poner en peligro el Estado de Derecho. Esta necesidad de utilizar una vía de emergencia se está poniendo cada vez más necesaria en la política española actual.

Esta salida de emergencia son las elecciones del próximo 28 de mayo. Con nuestro voto debemos volver a salir a la convivencia cordial que caracterizaba nuestro sistema democrático, abandonando las políticas de odio y enfrentamiento que cada vez de una forma más asfixiante, practica la coalición socialista y comunista que nos gobierna.

No se puede tolerar que cada ley que se aprueba, con los votos de los radicales, se beneficie a un colectivo que se caracteriza por realizar actos contrarios a la ley, y en algunos casos, a delincuentes condenados.

La ley del sí es sí ya ha beneficiado a más de mil violadores y pederastas condenados. La ley que rebaja las penas de corrupción ha beneficiado a los que han robado dinero público. La ley de vivienda está siendo aplaudida por los okupas. La derogación de la sedición fue exigida por los golpistas condenados. La política penitenciaria está beneficiando a los terroristas etarras encarcelados.

 

Mientras tanto, desde el gobierno se insulta a jueces y fiscales que se limitan a cumplir las leyes aprobadas por los partidos que les faltan al respeto, para así desviar las críticas de los ciudadanos indignados.

Igualmente, desde el gobierno se llama especuladores a los pequeños propietarios que tienen viviendas que alquilan, para señalarlos como los culpables de los precios del alquiler, cuando es la responsabilidad de los que señalan, el hecho de que no se construya vivienda pública y así que las personas vulnerables accedan a una vivienda.

También es indignante que Sánchez en vez de actuar contra sus socios de Bildu por llevar a delincuentes terroristas con las manos manchadas de sangre, de forma directa o indirecta en sus listas electorales, se dedique a insultar a aquellos que lo denuncian.

28M: cita clave para coger la salida de emergencia antes de que sea tarde

Nunca ha sido tan necesario como en el próximo 28 de mayo, que los ciudadanos españoles utilicemos la salida de emergencia democrática depositando en las urnas las papeletas que nos garanticen que estas políticas sean censuradas. No solamente estamos ante una decisión sobre quién gobernará nuestro ayuntamiento o quién gestionará nuestra comunidad autónoma, sino que estaremos sacando la tarjeta roja a una nueva y nociva forma de gobernar denominada 'sanchismo'.

Es necesario que mandemos millones de mensajes en forma de papeleta con destino a la Moncloa, y pongamos fin las políticas frentistas de Pedro Sánchez, para que nadie más en el futuro gobierne con mentiras y engaños, convirtiendo la política en acción sectaria en la que se enfrente a unos ciudadanos contra otros.

 

Es necesario que el próximo 28 de mayo digamos fuerte y claro cómo nos sentimos de verdad, lo que pensamos del sanchismo sin rodeos, y sobre todo, hay que salir para garantizar que la libertad, la igualdad y la seguridad sean un bien común para todos los ciudadanos.

Como decía un socialista que ya denunció al “Frankenstein” sanchista, Alfredo Pérez Rubalcaba: “Debemos salir de las crisis y debemos hacerlo juntos. Pero esta salida de la crisis no puede servir para cuestionar nuestras seguridades elementales". Así pues, Rubalcaba, que sabía muy bien cómo era Sánchez, ya nos anunció dónde estaba la salida de emergencia al sanchismo, no tolerando que se cuestionaran nuestros principios básicos democráticos por simple conveniencia política.

Esa es la salida de emergencia que hay que utilizar cuando hay que librarse del ambiente nocivo y peligroso, y en democracia solo son las urnas las que nos abren de par en par las puertas del futuro.