| 13 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Marlaska y Ábalos, ¿parte de la Koldosfera?
Marlaska y Ábalos, ¿parte de la Koldosfera?

La Koldosfera

La forma de hacer política la representan tres figuras salidas de las entrañas del PSOE: el Tito Berni, el chofer de la coca de los ERE andaluces y el recién llegado asesor de Ábalos

| Fernando de Rosa Opinión

El PSOE está iniciando una nueva etapa en su historia como partido y es la que ya es conocida como la Koldosfera, en la que el estilo de la forma de hacer política lo representan tres figuras salidas de las entrañas del partido. Son, sin duda, el Tito Berni, el chofer de la coca de los ERE de Andalucía y el hombre de confianza de Pedro Sánchez Koldo García. Los tres son legítimos herederos del mítico militante socialista Roldán, que fue condenado por robar el dinero de los huérfanos de la Guardia Civil y que inauguró la el álbum fotográfico que ahora se nutre con las fotos de las juergas de Berni, de las formas camorristas de Koldo y de la utilización de dinero público para compra de droga de la persona de confianza del gobierno andaluz socialista.

No hay duda que la semana que hoy acaba ha sido una de las más terribles para el socialismo, que empezó con la derrota gallega por 40 a 9, siguió con la reprobación de Marlaska en el Senado y finaliza con la detención de Koldo, depositario y custodio de los avales de Pedro Sánchez en las primarias con las que se hizo con el control del Partido socialista, por tanto hombre de toda confianza de la Moncloa.

Puente, Alegría y el Joker

Cada vez más la realidad socialista se va deteriorando de forma inexorable y no solo lo pone de manifiesto el perfil de estos personajes que triunfan en el partido, sino que la llegada de Óscar Puente a ministro, los insultos de la ministra portavoz a Feijóo después de cada consejo de ministros o las carcajadas dignas de la película Joker de Pedro Sánchez en la sesión de su investidura, acreditan que la caricatura se impone en el relato socialista de la Koldosfera naciente.

 

La personalidad de matón, tal como define a Koldo el alcalde socialista de León, no solo es patrimonio del amigo de Ábalos sino que lo podemos observar cada día en los escaños de la izquierda en el Congreso de los Diputados, sin que la presidenta Armengol lo intente parar. Más bien se está convirtiendo en cooperadora necesaria en esa conducta tabernaria de algunos diputados socialistas que aprovechando la parcialidad del árbitro se dedican a dar patadas a sabiendas que no le van a sacar tarjeta amarilla y menos roja.

Hasta el ministro Marlaska se atreve a insultar a la hermana de Miguel Ángel Blanco acusándola de radicalidad, cuando esta le pide que proteja a las víctimas de ETA, o un diputado del perdedor BNG se encara con la diputada del Partido Popular Ana Vázquez en los pasillos del congreso intimidando a la misma, incluso la ministra de Igualdad se burló de la forma de gesticular del diputado popular Jaime de los Santos.

La Koldosfera es una forma de hacer política que es muy peligrosa en democracia, y como se relata en la novela de Shakespeare Hamlet, algo está oliendo a podrido, no en Dinamarca, sino en la Moncloa. Los dos secretarios de organización del PSOE, Ábalos y el negociador con delincuentes Santos Cerdán , auparon a Koldo y protegieron a Tito Berni a pesar de las sospechas que se iban amontonando por presuntas conductas corruptas, hay que recordar la famosa frase de Patxi López cuando le preguntaron por las corruptelas en la bancada socialista: "A ti que más te da". Incluso los investigados en la trama canaria del Tito Berni aparecen también como sospechosos en la compraventa sospechosa de mascarillas de Koldo.

Que se expliquen

Es hora de dar explicaciones por parte de los socialistas, que llegaron al gobierno mediante una moción de censura defendida por.. ¡Ábalos! con la excusa de luchar contra la corrupción y que acusaban al Partido Popular por una frase en una sentencia que fue revocada por el Tribunal Supremo, y ahora se sospecha que en las mordidas derivadas de los contratos de compra de mascarillas, en plena escasez de las mismas en la pandemia, se han podido defraudar 16,5 millones de euros.

María jesús Montero debe de explicar como se fiscalizaron estos contratos. Hay que recordar que la vicepresidenta era la responsable de Hacienda también en los gobiernos socialistas de los ERES y ahora vuelven de nuevo las sospechas a su gestión en el control del dinero público. Marlaska tiene que explicar las relaciones de su ministerio con las empresas de la trama. Igualmente Puente y Salvador Illa, líder socialista catalán, la presidenta del Congreso Armengol y el ministro Torres también han de explicar sus relaciones con la trama cuando eran presidentes de Baleares y Canarias, Ábalos y Cerdán por su íntima relación con Koldo, y sobre todo debe comparecer Pedro Sánchez para dar la cara.

Para desgracia de los españoles el mundo de la Koldosfera está cada vez más lleno y huele peor.