03 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
La presidenta del Santander, Ana Patricia Botín

De la Mata contra siete directivos por blanqueo: ¿Se abre la caja de truenos?

Más de 1.000 operaciones y más de 85 millones sospechosos de haber sido blanqueados. El juez De la Mata ha imputado a 7 directivos del todopoderoso Santander por varios delitos económicos.

| Carlos Cuesta Opinión

 

La noticia puede resultar más normal en otro país. Pero, lo cierto, es que ni España se ha caracterizado por prácticas de blanqueo de nuestros grandes bancos, ni los juzgados han cruzado habitualmente este tipo de charcos. Pero acaba de ocurrir.

Y la realidad es que el titular del Juzgado Central de Instrucción nº5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, acaba de imputar por un presunto delito continuado de blanqueo de capitales a siete directivos del Banco Santander. También a tres de BNP Paribas. Pero, indudablemente, el eco financiero de esta noticia recaerá sobre los de Santander. Y es que, el nombre de estos directivos aparece ya en la pieza separada de las "entidades financieras" que figuran en la "lista Falciani".

España no se ha caracterizado ni por prácticas de blanqueo de los grandes bancos ni por intervención del juez. Pero ha ocurrido

Los nombre de los directivos del Santander son los siguientes: Ignacio Benjumea, José Manuel Arraluce, Carlos Infesta, Carlos Fernández García, Jesús Álvarez, Jesús River y Marta Mora. Los de BNP, también españoles: José Andrés Fernández, Lucía Cuarteto y Cristina Arévalo.

La llama que ha prendido esta mecha ha sido la documentación aportada en los requerimientos realizados a las dos entidades en 2016, junto a los informes de los peritos del Banco de España sobre un caso en concreto: las actuaciones del HSBC Private Bank Suisse con respecto a las operaciones con fondos de sus clientes con residencia en España.

Y es que, según el auto de De la Mata, merecen una investigación judicial "una serie de operativas puestas de manifiesto en la instrucción, tendentes a la gestión, utilización y aprovechamiento de fondos, depósitos y valores, ocultos al Erario Público Español, entre sujetos que debían conocer su existencia de posición dominante en sociedades". Unas prácticas que, de nuevo según el juez, podrían ser constitutivas de delitos continuados de blanqueo de capitales.

Palabras que resuenan muy duro en cualquier sistema financiero, aún más si se engloban dentro del caso de la lista Falciani, y más todavía si tocan a directivos del gran gigante de nuestro sistema bancario.

¿Quiénes son estos directivos? No se trata de directivos menores. El más sonado es Ignacio Benjumea: secretario general de Banco Santander durante dos años, hasta 2015, fecha en la que fue sustituido por Jaime Pérez Renovales. El siguiente es José Manuel Arraluce, ex director de Cumplimiento de Santander hasta verano del año pasado y, en estos momentos, consejero independiente de Andbank. El tercero es Carlos Infesta: fue director general y responsable de Prevención en Banca Mayorista. Los otro cuatro investigados de Santander, ya menos sonados, formaron parte del departamento de Prevención de Blanqueo de Capitales en los años investigados por el juez.

Entre el Santander y el HSBC se 'canalizaron' más de 80 millones en mil operaciones ahora investigadas

Y tampoco son menores las operativas que se analizan por el juzgado. La instrucción se centra en las presuntas relaciones que habría mantenido HSBC en sus cuentas de valores, tanto en Santander Investments, como en BNP en España. Se trata de las famosas cuentas ómnibus, gracias a las cuales el propietario de los títulos queda en un segundo plano, pese a lo que, según el auto judicial, "de todas las operaciones en las que se ha podido identificar a su verdadero propietario, por medio de la información disponible en la base de datos DB2, elaborada con los datos facilitados por Hervé Falciani, en ningún caso era HSBC Private Bank Suisse, todas son operaciones de sus clientes".

El volumen también es significativo: en el periodo 2005 a 2008 se canalizaron gracias al Santander más de mil operaciones por importe de 73,9 millones y de clientes del HSBC. De ellos, 12,1 millones corresponden a cuentas del HSBC "titularidad de denunciados por delito fiscal en los procesos referidos, a los que se sumarían 1,3 millones que provienen de cuentas del HSBC donde los representantes de tales personas fueron asimismo denunciados".

 

Falciani con Pablo Iglesias, en abril de 2015

Es verdad que el delito de blanqueo ha ido engordando en su aplicación práctica hasta poder englobar la simple falta de delación en caso de que se considere que el acusado podía sospechar racionalmente de la existencia de las prácticas. Una ampliación del tipo que ha abierto la puerta a una cierta generalización de los casos que potencialmente podrían acabar en manos de los juzgados.

Pero, también es verdad que los peritos del Banco de España no suelen lanzarse al vacío. Y menos tras una crisis financiera como la vivida en España, que ha hecho temblar a un buen número de entidades y convertirse en pasto de rumores a otras tantas. Veremos en qué acaba la investigación de De la Mata. Pero, sea como sea, la noticia se convertirá en uno de los grandes motivos de atención financiera y política de los próximos meses.