| 22 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

El idioma de las fotografías: el álbum de la política sanchista

Esas instantáneas quedarán para generaciones futuras, a pesar de los que no quieren llamar a las cosas por su nombre. Ese el verdadero drama que perseguirá a Pedro Sánchez y al sanchismo

| ESdiario Opinión

En una sociedad como la actual en la que una imagen vale más que 100 palabras, estamos haciendo un verdadero álbum que será lo que acredite cual ha sido la política real española en estos años. El fotógrafo norteamericano Richard Avedon, verdadero notario de la sociedad de su época, dijo que “a través de mis fotografías puedo hablar de manera más intrincada y profunda que a través de la palabra”, así pues estos profesionales se están convirtiendo en notarios de la historia.

Las generaciones futuras conocerán a través de las fotografías la acción de algunos políticos que han inventado un nuevo lenguaje para evitar llamar las cosas por su nombre, pero no podrán cambiar el mensaje que se desprende en  cada una de las fotografías con las que adornan sus juegos de palabras. Y eso es el verdadero drama que perseguirá a Pedro Sánchez, a su subalterna espacial Yolanda Díaz y a todos aquellos que conforman la corte sanchista.

Pasarán a la historia

La fotografía de Sánchez con la condenada por apología del terrorismo Mertxe Aizpurua simboliza lo que es el sanchismo. Ver juntos a un presidente del gobierno de España con una persona que ha sido condenada por colaborar con una banda terrorista, supera cualquier frase que se ponga a pie de foto, ya puedan titular lo que quiera la “dirección general de frases bonitas” de Moncloa, que ver la fiera mirada de la portavoz de Bildu hiela la sangre a los demócratas. Esa foto y esas miradas pasarán a la historia.

Pero lo de las fotos con terroristas no es nuevo para los partidos que conforman el gobierno en funciones, porque es terrible la que hemos conocido estos días en la que vemos a Manuel Pineda, eurodiputado del partido comunista de España integrado en Sumar  junto a líderes del grupo asesino Hamás incluso llevando armas, justificando la existencia del grupo terrorista que ha decapitado niños, violado  a mujeres, y asesinado a más de mil personas entrando casa por casa o cazándolas como animales.

La ministra de Economía con  el líder de Junts en el Parlamento Europeo el pasado septiembre

Otra foto infame es la efectuada por Yolanda Díaz con Puigdemont, la sonrisa exagerada de la líder comunista transmite inseguridad ante la  sonrisa burlona del prófugo, que está en actitud de decir “aquí estoy y voy a ganar el relato de la historia”. Nuestra intrépida vicepresidenta en funciones no es consciente que su fotografía destila sumisión e impunidad ante el delito y así será recordada en los años venideros.

Fotos y no fotos

Pero estas fotos de alto voltaje no desmerecen otras que definen a aquellos que se encuentran en las mismas. Así pues al ministro “correveidile” Bolaños se le recordará en esa magistral foto en la fiesta del 2 de mayo pasado enfrentándose a una funcionaria de la Comunidad de Madrid para intentar colarse en el acto oficial, o las “No fotos” de los líderes de  ERC, JUNTS, PNV, Bildu, BNG, deseados socios de investidura de Sánchez, en la fiesta nacional del pasado día 12 de Octubre.

López, a la izda., junto a Feijóo, Gamarra y Abascal en el desfile del 12-O

Otra patética foto fue la de Patxi López en el desfile del 12 de Octubre, incapaz de hablar o mirar a Abascal y a Cuca Gamarra durante todo el tiempo que estuvo sentado, teniendo una mirada perdida en ese horizonte de Madrid de cuya existencia niega la versátil vicepresidenta Díaz. Ahora todas esas imágenes llevan un pie de foto que siempre hace referencia a la nueva palabra inventada por “Moncloa” que es “convivencia”, siendo, los que no estamos de acuerdo con lo que se refleja en dichas fotografías,  los antisistema y peligrosos agitadores de la paz civil.

Pero las palabras siempre pasan y quedan las imágenes, como ha ocurrido siempre, ya que la propaganda no puede vencer lo que transmite una mirada fotografiada

, o unas manos tensionadas y sobre todo al lenguaje corporal de los que posan en esas imágenes. No obstante  y en honor a la verdad la historia de la España actual tiene una foto que sí refleja convivencia, futuro y esperanza. Esta fotografía se realizó en el Palacio Real y es la de Su Majestad el Rey junto a la Princesa de Asturias saludando al padre de la Constitución Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, que pone de manifiesto que por mucho que se empeñen los cronistas sanchistas, no hay convivencia fuera de la Constitución, porque la impunidad le servirá, a lo mejor, a Sánchez para su investidura pero el respeto al Estado de Derecho es lo que asegura la paz ciudadana.