| 26 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Igor el ruso
Igor el ruso

Igor el ruso

Un ser humano perverso, despiadado y cruel a quien apretar el gatillo no le supone el mas mínimo esfuerzo, ni le genera malestar alguno: un psicópata que nunca cambiará.

| José Carlos Fuertes Opinión

 

Igor el ruso, un sujeto frio, que dice tener un trastorno por estrés postraumático por las múltiples guerras en las que ha participado. En mi opinión profesional, como psiquiatra forense, estamos ante un psicópata desalmado y plenamente imputable de sus actos. 

Esta semana hemos visto y oído el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Teruel. Hemos visto a un sujeto insensible, impávido, aparentemente normal, con imagen cuidada y respondiendo a las preguntas que le convenía responder y haciéndolo de forma apacible, relajada y hasta cordial. 

El juicio como casi todo el mundo sabe ha sido por haber matado impasiblemente a tres personas, tres personas que se cruzaron en su camino y a los que decidió asesinar de forma fría y cruel. Su apariencia en las sesiones del juicio se diferenciaba poco de la que podía presentar un contable, un periodista, un medico o un agente comercial. Todo menos la de un asesino convicto y confeso; todo menos un mercenario capaz de arrebatar la vida de otra persona sin pestañear. 

A pesar de las referencias a su Biblia, su alegato de sufrir el síndrome de los veteranos de guerra, su correcta vestimenta y a su aparente y increíble tranquilidad, estoy plenamente convencido que el tribunal de jurado aplicará todo el peso de la ley y la prisión permanente revisable será el castigo que le impondrá. 

Una vez mas se invoca a la enfermedad mental para eludir la acción de la justicia. En este caso creo que el “tiro le va a salir por la culata”, como dice el refrán popular, y aunque no ha salido el veredicto del jurado cuando redacto estas líneas, puedo afirmar que Igor no es un enfermo psíquico y que debe ser apartado de la sociedad en un centro penitenciario de máxima seguridad. 

Igor el Ruso es un ser humano perverso, despiadado y cruel a quien apretar el gatillo no le supone el mas mínimo esfuerzo, ni le genera malestar alguno. Estamos ante un desequilibrio de la personalidad que llamamos antisocial, antaño psicópata. Estamos ante un sujeto que no cambiará de actitud ni de conducta por mucho tiempo que este en prisión.  

Lo único que me da pena y preocupa, eso si, son los funcionarios que tengan que soportar el prolongado tiempo que pasará en prisión, ya que antes del juicio ha dado muestras de lo que puede ser capaz amenazando y dañando a uno de ellos con un arma improvisada. 

Dr. Jose Carlos Fuertes Rocañin. Psiquiatra y Forense.  Presidente de la Sociedad Aragonesa de Psiquiatría Legal y Ciencias Forenses.