17 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Santiago Abascal y Rocío Monasterio

El momento exacto en el que Abascal logra esquivar una pedrada en la cabeza

La ola de violencia contra VOX dejó heridos en la propia Policía, pero pudo ser peor de haber acertado el "proyectil" que le lanzaron al propio Abascal: así fue ese peligroso ataque.

| Mr. Meme Opinión

 

La violencia sufrida por VOX en Vallecas fue tan evidente como negada o justificada por demasiados partidos: de la tibieza del PSOE a la complicidad de Más Madrid o la incentivación de Podemos, nadie se salva en la izquierda de una aterradora respuesta a unos hechos que merecían la condena unánime de todos, sin matices ni excepciones.

De la gravedad de los hechos da cuenta el parte de heridos de la propia Policía Nacional, arrojada a la batalla con pocos recursos y medios, para bochorno de la Delegación del Gobierno y del Ministerio del Interior, que deberán dar cuentas al respecto de su actitud, denunciada por VOX con más razón que un santo: la celeridad de Marlaska para desplegar unidades de la Guardia Civil en Galapagar contrasta con el abandono que sufrieron en Vallecas Abascal y sus simpatizantes.

 

Y fue precisamente el presidente del partido quien estuvo a punto de ser agredido en persona, de haber acertado la piedra que le lanzaron a muy pocos metros de distancia por la incomprensible ausencia de un cordón policial que evitara el ataque. El vídeo que publica ESdiario es bien elocuente al respecto de cuántos proyectiles tuvieron que soportar los dirigentes del partido verde.

Pero hay más imágenes espeluznantes de lo que allí ocurrió, pese al empeño de algunos por minimizar los hechos o, peor aún, por culpar a las víctimas de unos ataques perpetrados en nombre de Vallecas por unos energúmenos que, sin la menor duda, no representan a su barrio:

 

 

La indignación ha crecido en las últimas horas al intensificarse los mensajes de Podemos a favor de los agresores, algo sorprendente en un partido que llama "terrorismo callejero" al lamentable ataque a su sede vacía en Cartagena; va a los juzgados a denunciar a los vecinos de Galapagar que ponen el himno de España muy alto o considera inaceptable una pintada a medio kilómetro de la casa asturiana donde este agosto veranearon Pablo Iglesias e Irene Montero.

No es de extrañar que personajes tan ilustres como Pepe Reina, portero de la Selección Española durante muchos años, salte como un resorte contra personajes como Pablo Echenique:

 

 

 

Ante todo esto, el mejor resumen lo ha hecho tal vez Rocío Monasterio, con una elocuente descripción de lo que ella y sus compañeros sufrieron en Vallecas y un mensaje igual de contundente de respuesta: "Fuimos linchados.... pero ni un paso atrás".