| 23 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Feijóo, este miércoles en el Congreso.
Feijóo, este miércoles en el Congreso.

Feijóo alerta de lo que puede pasar tras la "semana horribilis" de Sánchez

Sánchez se pertrecha para resistir gobernando solamente para quienes tienen "antecedentes penales" y sin presupuestos si es necesario, pero aun así Puigdemont le puede aguar la fiesta .

| Marta Gómez Montero Opinión

 

La firmeza y lealtad democrática de fiscales, rebelándose contra las maniobras para exculpar a Carles Puigdemont de terrorismo o el Parlamento Europeo, alertando de las conexiones del prófugo con Rusia, hacen aún más cuesta arriba las pretensiones de Sánchez de atrincherarse en Moncloa a cualquier precio y el PP va a explotar esta extrema debilidad.

El propio Alberto Núñez Feijoo está dando carta de naturaleza a que "cuatro años así no hay quien los aguante, ni siquiera usted, experto en descomposición del Gobierno. Cualquier gobierno europeo caería por esto y se lo garantizo, usted también caerá", advertía a modo de admonición a Pedro Sánchez en la sesión de control al Gobierno este miércoles.

Una frase lapidaria que acompañaba de las otras dos ideas fuerzas que va a manejar en la campaña de las elecciones gallegas, que este viernes llega a su ecuador. Una, denunciar que tiene desatendidos a todos los españoles que "no tienen ante antecedentes penales": "Usted sólo mostraría interés por el campo si Nogueras fuera agricultora o Puigdemont llevará un tractor" y otra, insistir hasta la saciedad que Sánchez es un presidente teledirigido desde Waterloo.

Un cúmulo de reveses están acorralado al presidente del Gobierno - "ya no se ríe como en otoño - le espetaba Feijóo en el Congreso a un Sánchez que, no obstante, está dispuesto durmiendo en Moncloa contra viento y marea.

Frente a este "abandono" de la España real, el PP va a coger la bandera de la defensa del mundo rural, que "está luchando por sobrevivir, mientras Sánchez sólo se preocupa de su supervivencia política", denuncian desde la dirección popular que va a poner el foco en que el gran problema del campo no está solo en Bruselas, si no en la bancada del gobierno.

 

A Sánchez se le ha visto visiblemente crispado en la primera sesión de control de la legislatura.

 

Un gobierno que ha vivido una auténtica semana horribilis y que el PP se va a encargar de que se prolongue. Tras la humillación infligida por Puigdemont a Sánchez tumbando la ley de Amnistía, todas las maniobras que ha puesto en marcha el Gobierno para apaciguar al prófugo, le han salido mal y le han dejado aún más en evidencia.

Desde la rectificación "sin precedentes" de un fiscal del Tribunal Supremo en 72 horas y con una reunión de por medio con el fiscal general del Estado, para librar a Puigdemont de un delito de terrorismo, a la rebelión de 12 fiscales del Supremo que si aprecian indicios de terrorismo para imputarle.

La gran meta volante de Sánchez son las elecciones catalanas, pero antes tendrá que enfrentarse a unas europeas, unas vascas y en 10 días a unas gallegas donde puede salir trasquilado y no sólo en el sentido metafórico

Y, por si fuera poco, el PP ha conseguido encender las alarmas de la UE que cada día que pasa está más preocupada por lo que está pasando en España y ha decidido tomar cartas en el asunto. Para empezar la Comisión Europea ha denunciado las conexiones de Vladimir Putin con Puigdemont y Paralelamente y gracias a la mayoría absoluta del PP en el Senado, este jueves llega este jueves una delegación de la Comisión de Venecia para examinar la amnistía.

 

Un cúmulo de reveses que están acorralado al presidente del Gobierno - "ya no se ríe como en otoño - le espetaba Feijóo en el Congreso a un Sánchez que, no obstante, está dispuesto durmiendo en Moncloa contra viento y marea.

Lo proclama cada vez que tiende ocasión para ahuyentar la desmoralización que se ha instalado en sus filas y ya ha lanzado a su fiel vicepresidenta tercera, María Jesús Montero, a advertir que se puede seguir gobernando prorrogado los presupuestos. Precisamente es Nadia Calviño, ahora, quien pide que haya unas cuentas públicas tras su salto al Banco Europeo de Inversiones.

Tras la humillación infligida por Puigdemont a Sánchez tumbando la ley de Amnistía, todas las maniobras que ha puesto en marcha el Gobierno para apaciguar al prófugo, le han salido mal y le han dejado aún más en evidencia.

La gran meta volante de Sánchez son las elecciones catalanas, pero antes tendrá que enfrentarse a unas europeas, unas vascas y en 10 días a unas gallegas donde puede salir trasquilado y no sólo en el sentido metafórico porque a Puigdemont siempre le quedará el recurso de una moción de censura si la ley de amnistía no tapa los "agujeros negros" del terrorismo y la alta traición.

Feijóo lo sabe y va a hacer de ese "así no se puede gobernar", que paradójicamente pronunció Yolanda Díaz, uno de sus ejes en la recta final de las elecciones gallegas.