27 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Cristina Fallarás dejó con la boca abierta a María Rey.
Cristina Fallarás dejó con la boca abierta a María Rey.

El vídeo viral de Fallarás que ha rematado a la dirección de Telemadrid

Un corte de la periodista contra los hombres ha sido la puntilla de un proceso que se venía gestando en el que el canal autonómico se convirtió en altavoz de la extrema izquierda y algo más.

| Roberto Anguix Opinión

 

 

El vídeo que anda circulando estos días, en el que Cristina Fallarás aparece en un programa de Telemadrid afirmando que todos los hombres son culpables de la violencia de género, ha sido la gota que ha colmado el vaso.

Hasta una periodista moderada como María Rey se quedó a cuadros ante la afirmación después de haber aludido al hecho de que Fallarás, como madre de hijos varones, no podía pensar eso. Algo en lo que la aludida se reafirmó.

No es la primera ocasión en que Fallarás arma el lío en la cadena pública madrileña. Ya lo hizo tiempo atrás insultando a los votantes de Vox y lo ha vuelto a hacer con una soflama contra el género masculino. Lo acontecido, según fuentes internas de la cadena, ha terminado de rematar la mermada credibilidad del dúo José Pablo López-Jon Ariztimuño, viejos conocidos de los tiempos de Trece que han llevado a Telemadrid a la situación actual.

En la cadena no entienden, por ejemplo, la elevada presencia de Fallarás, un personaje polémico y abiertamente ligado a un partido (Unidas Podemos), que no respondería nada más que a una cuota pactada con, como apuntan, un partido cada vez más marginal en la Asamblea de Madrid.

También se han elevado voces críticas con el “victimismo” de la actual dirección frente al Gobierno de la Comunidad de Madrid. Lo explican así: “No se puede estar todo el día dando pellizcos de monja al Ejecutivo y al Ayuntamiento, en manos del PP, y pensar que estos se van a quedar cruzados de brazos”.

Otros creen que el tándem López-Ariztimuño se ha confiado demasiado, pensando en el ‘blindaje’ de Ciudadanos, con cuya desaparición no parecían contar.

 

La “politización” de Telemadrid es un tema recurrente, aunque lo cierto es que la cadena pública madrileña nunca dejó de estarlo. Pregunten por ahí quiénes fueron los que ingresaron en sus inicios, qué carnés sindicales y políticos guardaban en la cartera y quiénes fueron promocionados -en la escala interna- o beneficiados -en el reparto de fondos a productoras-.

E incluso cómo el cambio de gobierno en 2003 y la entrada de Esperanza Aguirre truncó ascensos vinculados a pagos de carnés políticos.

Lo que se sustancia hoy día en Telemadrid es cómo terminar con lo que tuvo lugar con Francisco Giménez Alemán, cuando el hombre de Alberto Ruiz Gallardón pactó que el presidente saliera siempre con su mejor pose y el resto de políticos populares recibieran fuego graneado.

¿Se recolocará José Pablo López en una de las productoras agraciadas con contratos estos años?

En Sol creen que en todos estos años López ha hecho de la pública madrileña una parcela particular, hasta el punto de que algunos no descartan unas puertas giratorias en alguna de las productoras que se han visto beneficiadas por contratos durante su mandato.

Más difícil lo tendría su brazo ejecutor, Ariztimuño, que salió de Antena 3 Noticias para incorporarse al puesto y cuya vuelta a esa casa sería complicada.

En todo caso, hay algo claro: Miguel Ángel Rodríguez no perdona los desplantes del dúo a la presidenta y a su Ejecutivo. Y en ello está. Pintan bastos para el director general de la Corporación.