28 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Yolanda Díaz, castrista convencida
Yolanda Díaz, castrista convencida

El pasado castrista de Yolanda Díaz y Garzón resucita y les deja por los suelos

Dos ministros del Gobierno de España se han tirado años defendiendo a la dictadura cubana de Fidel: la cruel hemeroteca se vuelve ahora contra ellos con razón.

| Mr. Meme Opinión

 

La mitología que una parte de la izquierda española ha auspiciado siempre en torno a Fidel Castro, y su pavoroso régimen, es uno de los arcanos más misteriosos y lamentables que se recuerdan: se mire por donde se mire, la "Revolución" no es más que una cruel Dictadura que, durante 60 años, oprime, empobrece y maltrata al pueblo cubano.

Ni el carisma de Fidel ni el marketing barato creado en torno a él y otros "guerrilleros" criminales como el Che Guevara esconden el balance de seis décadas de terror y miseria que, sin embargo, mantiene embobados a dirigentes políticos y personajes de la cultura seducidos por un sistema que, vaya por Dios, nunca padecen: se desconoce caso de garzones, bardenes y toledos que, tras mostrar su pasión castrista, haya corrido a empadronarse en La Habana.

 

Y no es algo del pasado. O no del pasado remoto, como demuestra la terrible hemeroteca que en este punto acumula toda una vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo del Gobierno de España, la gallega Yolanda Díaz, de formas moderadas pero de fondo ideológico de lo más montaraz:

 

 

O en la misma medida, los comentarios de viva voz de Alberto Garzón, que tal vez esté contento por el seguidismo involuntario que los cubanos hacen de sus recomendaciones dietéticas: allí nadie come chuletón. Y quizá ni pan, pese a los cual el ministro de Consumo aplaudía de esta manera tan bochornosa al "camarada Fidel":

 

 

Y qué decir del secretario general del PCE, íntimo de Iglesias y de Montero, y además secretario de Estado de Agenda 2030, capaz de auxiliar al régimen cubano repitiendo el mantra del "bloqueo" como justificación de sus abusos. Una ignominia del tal Enrique Santiago que además es falsa: el supuesto bloqueo no afecta a la mayor parte de las transacciones comerciales de Cuba -otra cosa es que tenga qué vender y con qué comprar- y no desde luego a alimentos, medicinas y cualquier artículo de primera necesidad.

 

 

 

Son solo unos ejemplos entre cientos para documentar una vergüenza con pocos precedentes: los buscadores de fascistas imaginarios en España miran para otro lado cuando se encuentran a unos fascistas de verdad. Aunque vayan con el puño en alto y se pongan una camiseta de Guevara, conocido criminal de, entre tantos otros, ciudadanos homosexuales.