| 30 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Cospedal se moja

Todos los candidatos, menos uno, se han integrado ya y afrontan el Congreso del PP al lado de Casado. El discurso de unidad de Soraya le rebota ahora: solo ella se sale de esa foto.

| Antonio Martín Beaumont Opinión

 

 

El factor psicológico es clave en política. Así que Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado tiran de arrojo sabedores que ya sus pasos pueden inclinar a los compromisarios en favor de uno o de otro. Por eso, Casado busca recalcar la dimensión de sus apoyos. Máxime cuando los últimos sustentos de la ex vicepresidenta han sido personas tan distantes ideológicamente del PP como Zapatero o Rosa Díez.

El joven político, sin embargo, ha ido sumando a su alrededor a los precandidatos que cayeron en la primera vuelta. Y, encabezándolos a todos, a la propia María Dolores de Cospedal.

El golpe de efecto de la secretaria general –que ha servido para culminar el apoyo de ex ministros como Isabel García Tejerina, Juan Ignacio Zoido o Rafael Catalá, ahondando en la idea de la existencia de un trasvase del cospedalismo– no es cualquier cosa.

 

Quienes la conocemos sabíamos que iba a apostar por Casado, aunque le bastaba con situar a su gente con el candidato en los actos públicos. Sin embargo, ha preferido “mojarse” personalmente.

La integración

El paso al frente de Cospedal, que según voces internas puede ser clave, parece haberlo desencadenado, sin pretenderlo, un sorayo de pro como Alfonso Alonso, quien encabezó una recogida de firmas entre líderes territoriales por la integración, idea fuerza de la que ha querido apropiarse el sorayismo.

 

El mensaje de la integración, manejado por el sorayismo, se les ha vuelto en contra: la que no se integra es ella

 

El intento, aunque legítimo, resultó baldío y simplemente dio alas a Pablo Casado, que exhibe fortaleza allá donde va y ya aprovechó su visita a San Fermín la semana pasada para reunir discretamente en la misma mesa a los barones de Navarra, Asturias, Aragón y La Rioja.

Este lunes se supo también que el presidente de Murcia, Fernando López Miras, votará por Casado el próximo sábado. Ahora las miradas se posan en el barón gallego, Alberto Núñez Feijóo, que pocos dudan acabará apoyando públicamente al exvicesecretario de Comunicación del PP dada su falta de sintonía con el tipo de partido que representa Soraya Sáenz de Santamaría.

Entre dudas

Pero, el espaldarazo ayer de la presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, sin duda marca la cuenta atrás del Congreso y llena de dudas al equipo de Soraya. Porque, a medida que pasan los días cunde la sensación de que la única que no es capaz de “integrarse” es Sáenz de Santamaría. Así es, el mensaje de la integración, hábilmente manejado por el sorayismo hasta ahora, se les ha vuelto en contra.