| 13 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, en el Parlamento.
El secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, en el Parlamento.

El ataque de Espadas a Ayuso le rebota por el 'enchufe' de su mujer en la Faffe

El líder del PSOE andaluz ha exigido a la presidenta madrileña que dimita por la investigación de su pareja y el PP le contesta con uno de los casos de corrupción que salpican a su mujer.

| Manuela Herreros Política

El secretario general del PSOE andaluz, Juan Espadas, ha recibido como un 'boomerang' las críticas que lanzó pidiendo la dimisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Al líder socialista le ha caído un 'chaparrón' monumental, bien por una 'frágil' memoria o por puro atrevimiento, que ha sacado de nuevo a la luz un caso de corrupción que le toca muy de cerca.

El líder socialista y portavoz del Senado se centraba este fin de semana en asuntos que no tienen que ver con Andalucía y ha exigido directamente a Ayuso que asuma responsabilidades y dimita por "su gestión de la pandemia en residencias de Madrid y envío de fondos públicos a la sanidad privada con claros beneficios en su entorno cercano".

 

Una intervención de Espadas que no ha dejado pasar el portavoz del grupo parlamentario del PP-A, Toni Martín, que ha reaccionado a las declaraciones en el programa de Canal Sur 'Despierta Andalucía'. El popular ha comparado esta petición de dimisión que realizan los socialistas con un ejemplo que ha noqueado a Espadas, ya que ha sacado a relucir la investigación sobre la supuesta contratación irregular de la mujer de Espadas, Carmen Ibanco, en la ya extinta Faffe (Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo) dependiente de la Junta.

 La Faffe: un nido de corrupción

El portavoz del PP ha explicado en el programa que en el caso de Díaz Ayuso afecta solo a su pareja y ha lanzado una pregunta: "¿Se imaginan si nosotros exigimos al señor Espadas que dimita por el hecho de que su mujer sea una enchufada de la Faffe?".

 

La comparación de Martín ha sido demoledora apelando a uno de los casos de corrupción de la etapa socialista en la Junta, que se investiga en los tribunales y también pasó por las comisiones en el Parlamento, donde compareció Ibanco. La mujer de Espadas tuvo muchas dificultades para explicar cómo fue su proceso de contratación y las funciones que realizaba en la Fundación, cuya platilla fue absorbida por el SAE (Servicio Andaluz de Empleo) tras su extinción.