| 13 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
La peresidenta del PSOE de Sevilla, Amparo Rubiales, y el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un acto en marzo.
La peresidenta del PSOE de Sevilla, Amparo Rubiales, y el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un acto en marzo.

La presidenta del PSOE de Sevilla paga caro su insulto a Bendodo: "judío nazi"

La presidenta del PSOE sevillano, Amparo Rubiales, lanza un mensaje de odio contra el dirigente popular que se gana la repulsa de la red, el reproche de su partido y la petición de dimisión.

| Manuela Herreros Política

La histórica política del PSOE Amparo Rubiales nada en estos momentos en el lodo que ella misma ha generado con el insulto más grave que se ha escuchado en lo poco que llevamos de precampaña electoral: "judío nazi", dirigido al coordinador general del PP, Elías Bendodo.

El desmedido mensaje como respuesta a la acusación del 'popular' que llamó "tramposo" a Sánchez por convocar las elecciones en verano, ha desatado la indignación entre los usuarios de la red que califican a la socialista de antisemita.

 

La presidenta del PSOE de Sevilla escribía en su perfil social de Twitter un mensaje contradictorio pero cargado de odio, que ahora le cuesta la censura hasta de su propio partido, que no ha podido hacer otra cosa ante la tomenta de críticas recibidas. El PSOE se desmarca de Rubiales, asegurando que es un mensaje "a título personal", y le pide "una rectificación" ante el descalificativo.

Una rectificación que no es suficiente para el Partido Popular que exigía su dimisión o cese inmediato "Mientas siga como presidenta del PSOE de Sevilla, tanto Pedro Sánchez como Juan Españas son corresponsables de estas declaraciones, algo a todas luces inaceptable", aseguraban desde el PP.  También ha contestado el propio afectado a la dirigente sevillana, pero en su caso, Bendodo ha preferido demostrar lo contrario al fanatismo de Rubiales, clara defensora del 'sanchismo'.

 

Trata de rectificar y lo empeora

La presidenta del PSOE de Sevilla, acorralada por miles de tuit despreciando sus palabras, ha tratado de arreglar la situación y lo ha empeorado. Ha tenido que intervenir en varias ocasiones para dar sus explicaciones, pero en ningún momento pide disculpas, sino que sigue embarrando el asunto.

 

Así que ella mantiene el pulso y sale escaldada en la red, donde los comentarios no se detienen ante este comportamiento de una de las figuras del PSOE.