| 20 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El alcalde de Sevilla, José Luis Sanz (PP).
El alcalde de Sevilla, José Luis Sanz (PP).

El alcalde de Sevilla echa un órdago al PSOE para que demuestre su 'fobia' a Vox

José Luis Sanz ha diseñado una jugada estratégica, aunque muy arriesgada por una posible moción de censura, para seguir gobernando sin contar con Vox y aprobar los presupuestos de 2024.

| Manuela Herreros Política

El alcalde popular de Sevilla, José Luis Sanz, ha asegurado este jueves, tajantemente, que no piensa pactar un gobierno de coalición con Vox, después de que este partido aseguró que hay negociaciones "en buen camino" para entrar en el Gobierno local. Sanz lo niega y ha planteado una solución para conseguir desbloquear la gestión del Ejecutivo sin contar con los de Abascal.

El PP gobierna en minoría en el Ayuntamiento hispalense, con 14 concejales de un total de 31, lo que ha provocado que la oposición tenga en su mano paralizar los proyectos del Gobierno, entre ellos, rechazó el de presupuesto para 2024. En esa negociación de las cuentas que comenzó en noviembre y duró tres meses, Vox ya ejercía presión para entrar en el gobierno local, mientras que el PSOE y Podemos-IU rechazaron apoyar el documento. Así que la solución fue desistir de llevarlos al pleno y prorrogar los presupuestos de 2023, pero no ceder a la presión.

 

Ante esta pinza que vuelve a sufrir el alcalde del PP, ha decidido elevar finalmente al pleno su proyecto presupuestario de 2024 en la primera semana de junio y en caso de no prosperar planteará una cuestión de confianza vinculada al propio presupuesto. Sanz ha manifestado que durante el mandato en curso siempre ha "reivindicado el derecho a gobernar en minoría", aunque ha reconocido que: "Seguramente fue un error no presentar el presupuesto, pero no lo vi necesario por el no (de la oposición) en las comisiones informativas".

Sanz se juega la moción de censura

En ese sentido, ha manifestado que con la elevación al pleno del nuevo proyecto presupuestario, habrá "una nueva oportunidad" para reconducir la situación presupuestaria, recordando que las cuentas prosperarían con la mera abstención de la oposición y señalando especialmente al PSOE, porque dicho partido, si facilita la aprobación del nuevo presupuesto, puede "evitar la entrada en el gobierno local de esa como llaman ultraderecha", en alusión a Vox.

 

En caso de que el presupuesto no prospere en el pleno, según ha dicho, plantearía previsiblemente una "cuestión de confianza vinculada al presupuesto", mediante la cual si tampoco sale adelante la propuesta del Gobierno local, los grupos de oposición tendrían un mes para formalizar una moción de censura que se antoja impracticable al necesitar la unión del PSOE, Vox y Podemos-IU. "Si no se presenta esa moción de censura, el presupuesto quedará automáticamente aprobado", ha rematado Sanz.