| 21 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pancarta de Adelante Andalucía en Málaga.
Pancarta de Adelante Andalucía en Málaga.

Adelante lanza un peligroso y malvado mensaje: "Andalucía no vive del turismo"

El portavoz del partido de la izquierda andalucista emprende una campaña contra el sector turístico y descalifica a los empresarios, sin importarle los efectos sobre la economía y el empleo.

| Manuela Herreros Política

El partido Adelante Andalucía está intensificando su campaña contra el turismo y su portavoz, José Ignacio García, ha lanzado peligrosos mensajes contra los empresarios del sector. El partido anticapitalista y andalucista ha desplegado una pancarta en la que se puede leer 'Europe Stop touristification' frente a un hotel de Málaga, coincidiendo con la reunión de empresarios de viviendas turísticas, pero lo más llamativo han sido los descalificativos que ha dedicado al sector.

García ha asegurado que deberían recibir a estos empresarios "con un ejército de inspectores de trabajo" y no con "una alfombra roja", a la vez que ha acusado a mismos de lucrarse al "vender nuestra tierra a cachos". El portavoz de Adelante, que sigue los pasos de su antecesora en el cargo, Teresa Rodríguez, señala al lugar de la reunión y la describe como "la cueva de Alí Babá y los 40 ladrones'.

 

Adelante no escatima en desprestigiar a los empresarios a los que culpa, junto al PP, de generar los problemas de vivienda para los residentes en estas ciudades, donde se incrementa el precio de compra y alquiler de los inmuebles. Y si bien esta es una realidad en lugares puntuales como el centro de algunas capitales andaluzas, no es extensible ni a todas las ciudades y provincias, aunque el líder de la formación se envalentona y afirma: "Andalucía no vive del turismo, el turismo vive de Andalucía" y reclama la implantación de la tasa turística.

Andalucía sí vive del turismo

Aunque los problemas existen y ya se aplican medidas de control, la realidad de las cifras demuestran que el sector turístico es vital como motor económico en Andalucía desde hace muchas décadas, ya que la región fue una de las pioneras en atraer a los visitantes y sigue promocionándose en todo el mundo para seguir siendo uno de los destinos favoritos por la calidad de sus hoteles, playas, restaurantes, chiringuitos y locales nocturnos.

Las empresas turísticas son una fuerza tractora para la economía regional y una fuente de empleo decisiva para la comunidad según se desprende del “Estudio sobre la aportación de las empresas turísticas a la economía andaluza” de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) que, para su elaboración, ha contado con la colaboración académica de la Universidad Loyola Andalucía y la financiación de la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte.

 

El informe especializado cuantifica el interés social del Turismo para Andalucía: en 2022, el sector, que representa el 12% del PIB andaluz, ocupó a 408.300 personas (12,5% del empleo en la región). El 57% se concentró en la hostelería, mientras que hoteles y alojamientos aglutinaron el 16,2%. Otras actividades turísticas representaron un 18,3% de estos ocupados. El Turismo, subraya el estudio, tiene un relevante “efecto multiplicador”: por cada 100 euros demandados del sector turístico, la economía produce 148 euros. Este dato, de 2022, aumentó incluso en 2023 elevándose a 151 euros de producción.

Unas cifras nada despreciables para cualquier territorio, aunque en Andalucía se está intentando despertar un sentimiento de turismofobia que jamás ha existido y que pone en riesgo muchos puestos de trabajo e inversiones.