| 25 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Hablando abiertamente de la menopausia

La menopausia no es un tabú, es un puente por el que antes o después, con más o menos síntomas, pasaremos todas. Cuanto más lo normalicemos, mejor será el proceso.

| María Ruiz Salud

Este artículo, escrito por una mujer, y destinado a mujeres, pretende normalizar una etapa de la vida a la que todas llegaremos, en la que estamos o que ya hemos pasado. Porque, si cada vez hay más hoteles ‘only adults’, claramente, este tema es ‘only women’.

Si bien es cierto que hay cientos de estudios y publicaciones técnicas, y que la visita y prescripción médica son necesarias, también es fundamental hablar de ello abiertamente con nuestras amigas.

¿Nunca te has encontrado a un médico que, ante algún cambio hormonal en tu cuerpo, debido a la menopausia o a cualquier otra circunstancia, te ha contestado que te aguantes, que esto es lo que hay? Pues no, señores, muchos de los síntomas que nos toca sufrir, se pueden minimizar o eliminar. Y, si bien hay tratamientos médicos y quirúrgicos para ello, también hay otros naturales, menos invasivos, que actúan muy bien.

Hablando con nuestras amigas de la menopausia, podemos conocer más del tema y sacar conclusiones. Conseguiremos incluso tener una visión de los posibles síntomas, tan amplia como cualquiera de esos cientos de publicaciones que podemos encontrar en internet. Otra gran opción es preguntar a tu farmacéutica, que puede llegar en estos momentos a ser tu mejor amiga.

Aunque es cierto que los médicos y farmacéuticos realizan una gran labor, considero que las doctoras y farmacéuticas, sobre todo las de mediana edad, pueden aportar además del conocimiento requerido, su experiencia personal.

En este proceso, agradezco enormemente la empatía de muchos médicos, que tratan de ponerse en mi lugar. Sin embargo, me encuentro más tranquila y comprendida con aquellas personas que están o han estado en mi misma situación, ¿y tú?

Síntomas antes, durante y después de la menopausia

Los más técnicos hablan de climaterio, que según la RAE significa “período de la vida en que cesa la función reproductora”. Una mujer llega a la menopausia cuando no tiene un período menstrual durante un año y, aunque los cambios y los síntomas pueden empezar varios años antes. Tal vez, el primero de ellos sea un cambio temporal en tu menstruación como, por ejemplo, que un mes no te venga la regla y posteriormente volver a la rutina. Normal. A continuación, puedes tener cambios más permanentes, como que tus menstruaciones sean más o menos duraderas, más o menos abundantes o con más o menos tiempo entre los períodos.

Y, a esos primeros cambios, que una misma nota, se suelen añadir otros más externos, que ¡oh, cielos!, pueden notar tu pareja o el resto de las personas con las que te relacionas, como los temidos sofocos por el día o por la noche, los cambios de humor, la dificultad para concentrarse, la sequedad vaginal, la dificultad para dormir, la pérdida de cabello y, sin embargo, más vello facial, pérdida de elasticidad de la piel por la pérdida de colágeno, etc. Cada una de nosotras tendremos nuestros propios síntomas y algunas, por suerte, pasan por este proceso, sin enterarse.

Pero claro, eso es solo el principio. Creemos que pasada la menopausia todo eso se acaba y efectivamente, en parte es así. Sin embargo, en ese momento, pueden aparecer otros muchos efectos, algunos de ellos más internos y perjudiciales como el aumento de la presión arterial o la subida del colesterol y del azúcar, que elevan el riesgo de enfermedad cardiaca o accidente cerebrovascular. Sin hablar de, la atrofia vaginal, el aumento de peso o el cambio en la forma de tu cuerpo, la osteoporosis (adelgazamiento de los huesos), las pérdidas de orina, etc.

El aumento del azúcar en sangre se produce porque las mujeres nos volvemos menos sensibles a la insulina, lo que significa que nuestra hormona insulina ya no cumple bien su función, con lo que nuestras células en músculos, hígado y grasa son menos “obedientes” y no absorben la glucosa en sangre. Nos lo explica muy bien la doctora Isabel Viña, en uno de sus videos de Instagram.

Existe la percepción generalizada de que el hombre tiene mayor riesgo cardiovascular que la mujer, pero según datos del Instituto Nacional de Estadística, hay más riesgo por causas cardiovasculares en mujeres que en hombres, en España.

Hay mujeres que pueden pasar por este proceso en el que la producción de estrógenos disminuye drásticamente, sin pena ni gloria; otras, tener alguno de los síntomas citados; y algunas, hacer bingo. En cualquier caso, es muy positivo poner en común con nuestras amigas los síntomas que tenemos y, sobre todo, la forma en la que cada una los encaramos y los tratamos de minimizar, con ayuda de prescripciones quirúrgicas, médicas, farmacéuticas, de láser o naturales. Con esto, no quiero decir que lo que un médico prescriba a una de tus amigas, pueda valer para ti. Sin embargo, te da una idea a tratar, de forma personal, en tu propia cita médica.

¿Y cuándo puede sucedernos este aluvión de síntomas?

No hay una edad determinada para la retirada de la menstruación ni de la aparición de los primeros síntomas. Dependerá, entre otras cosas, de los antecedentes familiares, del estilo de vida y de la existencia de algunas enfermedades.

Hay autores que asignan determinados adjetivos a la menopausia en función de la edad en la que se producen. Por ejemplo, hablan de menopausia precoz cuando se produce antes de los 45 años o menopausia prematura cuando se produce incluso antes de los 40.

Algunos hábitos, como el deporte excesivo, el gran consumo de alcohol o tabaco, o algunos medicamentos pueden hacer que la menopausia se adelante. Por otra parte, algunos tratamientos contra el cáncer, sobre todo de ovarios, útero o mama, pueden adelantar la aparición de la menopausia.

Consejos a seguir

Tanto para las mujeres que estén en premenopausia, como las que ya la tienen, te damos diez consejos que podemos seguir para minimizar o incluso eliminar muchos de los síntomas físicos y emocionales.

Mantener un peso saludable, llevando una alimentación equilibrada, aumentando el consumo de frutas, verduras y productos integrales, pescado, nueces, lácteos bajos en grasas y reduciendo el azúcar, la sal y los alimentos procesados; evitando las dietas milagro, por supuesto. No se trata de perder peso, sino de sentirnos bien, sanas y a gusto con nosotras mismas.

Mantener una buena salud ósea, consumiendo productos ricos en calcio y vitamina D, magnesio y colágeno, como los lácteos (leche o yogures bajos en grasa, ricos en calcio y vitaminados), los vegetales de hojas verdes, las legumbres, salmón, huevos, etc.

Mantener o mejorar el tono muscular y el peso saludable, haciendo ejercicio moderado, a ser posible, todos los días. Esto nos hará más sensibles a la insulina y, por tanto, absorberemos mejor la glucosa en sangre. En caso de osteoporosis, se recomienda evitar los deportes de impacto, lo que significa que mucho mejor andar o montar en bicicleta, que correr.

Controlar el estrés, dentro de lo posible, practicando yoga, meditación o respiración profunda.

Mantener a raya el colesterol con productos específicos para ello, tipo Danacol, teniendo cuidado con algunas marcas blancas.

Limitar el consumo de alcohol y dejar de fumar, en caso de que se fume.

Mantener hidratada nuestra cara y cuerpo. Además de beber suficiente agua, debemos utilizar cremas no solo hidratantes sino también nutritivas.

Mantener hidratada específicamente nuestra zona íntima, utilizando productos de calidad, como cremas hidratantes (las cremas internas pueden utilizarse tres veces a la semana bajo prescripción médica y las externas a diario), lubricantes (de forma esporádica, durante las relaciones sexuales) o suplementos naturales, que eviten la sequedad vaginal. 

Utilizar jabones o geles específicos para tu zona íntima, que respeten el microbioma vaginal, para mantener los niveles correctos de pH, y no usar cualquiera pues, a esta edad pueden resultar abrasivos.

Ir siempre preparada, llevando en el bolso ciertas 'cositas' que puedan sernos útiles en caso de excesivo sangrado, aumento espontáneo de sudoración, etc.

Productos concretos que te recomiendo

En este momento, nos decantamos por un primer conjunto de soluciones fáciles que podemos probar antes de adentrarnos en otras técnicas como el láser o la cirugía, que podemos explicar en otra ocasión.

Chilly Hidrantante puede ayudarnos a cuidar nuestra zona íntima porque posee extracto de aloe vera y glicéridos, que ayudan y aceleran el restablecimiento de la fina película hidrolipídica que recubre la piel, reduciendo el potencial irritativo, ácido láctico y pH 5, que respetan la fisiología natural de las mucosas genitales externas y de las zonas cutáneas que las rodean, y una molécula que ayuda a neutralizar el olor.

Neutrient Magnesio, en cápulas, contiene una mezcla única de 4 potentes quelatos de magnesio bioactivos, que proporcionan una mejor asimilación y eficacia del magnesio al utilizar múltiples vías de absorción celular. Muy aconsejable cuando se hace ejercicio, pues fortalece los huesos y evitaremos lesiones.

Altrient Vitamina C Liposomal y Altrient Vitamina B Liposomal son dos geles presentados en sobres, que nos ayudan a minimizar algunos de los síntomas de la menopausia. El de Vitamina C sirve, además de para fortalecer nuestro sistema inmunitario, para mantener la elasticidad de la piel, la hidratación y los niveles de colágeno (lo que favorecerá nuestros huesos, cartílagos, encías, piel y dientes), así como para proteger las células del estrés oxidativo. El de Vitamina B, que también contiene zinc y selenio, nos ayudará a reducir el cansancio y la fatiga, a favorecer un rendimiento mental adecuado y una función psicológica normal, el mantenimiento de cabello y uñas, la protección del sistema inmunitario, etc.

Somatoline Vientre y Caderas Termoactivo es una crema nutritiva que no deja residuos, mejora la hidratación y la elasticidad de la piel y evita así el envejecimiento corporal cutáneo prematuro. Además, trabaja sobre la adiposidad localizada, eleva la temperatura corporal y acelera el metabolismo. Está indicado para todas las mujeres que deseen reducir la grasa localizada y mejorar la piel de la zona del vientre y las caderas, tras el embarazo y en la menopausia, dos momentos clave en la vida de la mujer donde la piel pierde parte de su elasticidad.

Body Scuplture Age 50+ y B29 Remodel Instant son productos ofrecidos por Tegoder Cosmetics, basados en la sinergia entre la canela y en hongo reishi, conocido en la cultura oriental como el ’hongo de la eterna juventud’, con los que se lleva a cabo la acción detox, remodelante y antiedad en nuestro cuerpo. El Body Scupture 50+ es un pack de suero y crema y el B29 Remodel Instant consiste en una infusión, que podemos tomar a diario.

Multi-Intensive Jour & Multi-Intensive Nuit, es la innovación que Clarins nos ofrece para actuar sobre los signos visibles de la edad, acelerados por los cambios hormonales. Su fórmula mejorada, con extracto de Harungana bio y Árgoma bio, permite recuperar la densidad de la piel combatiendo contra el descolgamiento que tanto tenemos. Nuestra piel estará más rellena y firme.

Danacol contiene ingredientes naturales y fermentos exclusivos, que buscan reducir el colesterol, que suele aumentar en el proceso de la menopausia. Se ha demostrado que las personas que toman un Danacol al día pueden reducir sus niveles de colesterol en sangre entre un 7% y un 10% durante las primeras dos o tres semanas, algo perfecto para quienes necesitan regular esta característica para prevenir otros problemas de salud y la necesidad de seguir un tratamiento con medicación. Es posible tomarlo tal cual lo compramos, transformarlo en un desayuno o postre, añadiéndole todo tipo de frutas, frutos secos, etc., o incluso añadirlo en platos salados como pasta, ensaladas, pescado, etc.

Primera comunidad dedicada a la madurez femenina

Domma cumple dos años habiendo logrado formar la mayor plataforma dedicada a la menopausia, actualmente formada por más de 70.000 mujeres y en la que comparten sus experiencias y conocimientos, con el fin de sobrellevar mejor esta etapa, desestigmatizándola.

Esta start-up se apoya en la investigación científica para desarrollar nuevos productos, naturales y sin hormonas, que logren paliar la sintomatología física y emocional fruto del desajuste hormonal de la menopausia. Actualmente cuenta con más de un millar de suscriptoras a sus planes de tratamiento y acompañamiento personalizados.