| 27 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
5 consejos para tener un jardín sostenible
5 consejos para tener un jardín sostenible

5 consejos para tener un jardín sostenible fácil y económico en casa

Jardín sostenible: Todos los trucos necesarios para tener tu propio jardín de forma fácil y sencilla

| Redacción Sostenibilidad

El jardín sostenible es ideal para acondicionar tu hogar, ya sea en una terraza o en el interior. Estos son algunos de los trucos que debes tener en cuenta.

Si has investigado las claves para ser sostenible, verás que respetar el entorno y cuidar el medioambiente solo es una pequeña parte de todo lo que supone. Por ello, es importante conocer todos y cada uno de los ámbitos de tu vida en los que puedes ser mucho más sostenible. 

Comenzar a crear tu jardín sostenible es una buena forma de apreciar, un poco más, la naturaleza y todo lo que supone. Aquí tienes los primeros consejos a tener en cuenta antes de ponerte manos a la obra.

 

 

1. Imita a la naturaleza

Un jardín sostenible imita a la naturaleza lo máximo posible. Por ello, es conveniente que comiences averiguando qué plantas son las típicas de tu zona. No es lo mismo el norte que el sur.

Por ejemplo, si tu clima es mediterráneo, las plantas aromáticas son ideales. El romero, la lavanda o el tomillo, requieren poca agua y son sencillas de cuidar. Aportarán un aroma exquisito en tu jardín.

Para que un jardín sea sostenible de verdad, lo mejor es usar la clave más importante. Imitar la naturaleza. De esta forma, usarás plantas autóctonas que se adaptarán al entorno y será mucho más fácil de cuidar para ti.

 

 

2. ¿Por qué plantas empezar?

Para empezar un jardín sostenible, lo primero que debes tener en cuenta son las plantas básicas. Te ayudarán a tener éxito sin necesidad de perder tiempo y dinero. Las de la zona, sin duda, las más fáciles de cuidar.

Es decir, no es sostenible plantar buganvillas en pleno centro de la ciudad, debido a su afán por la humedad ambiental. Ocurre lo mismo con plantar pies de tomates a la intemperie, sin invernadero, en temporadas de mucho frío. 

Comenzar por la lavanda, el romero o el tomillo sigue siendo la mejor decisión. Son fáciles de plantar y muy agradecidas. Además, las plantas u hortalizas, en caso de que gustes empezar en el mundo de los huertos ecológicos, deben adaptarse perfectamente al clima, a la temporada y al espacio con el que cuentes.

Jardín sostenible: plantas con las que empezar 

 

3. Aprovecha el compostaje y la lluvia

Si funciona de forma autónoma, estamos ante un jardín sostenible. Es decir, el diseño del espacio es correcto, por lo que no es necesario abonar y los recursos de agua están bien aprovechados.

Los ciclos naturales deben emplearse a favor del jardín sostenible, nunca en contra. Los restos de las plantas se convertirán en abono mediante el proceso de compostaje, el agua de la lluvia se reutilizará para regar y se cuidará el diseño en las fases iniciales, para que así las plantas se adapten al clima y a la localización.

 

 

4. Invierte en un sistema de riego eficiente

Lo que está claro es que, además de aprovechar el agua de la lluvia, debes instalar un sistema de riego eficiente en tu jardín sostenible. Te evitará trabajo y, sobre todo, garantizará los buenos resultados.

El riego por goteo es una de las mejores formas de aprovechar el agua de la lluvia y ahorrar dinero

Jardín sostenible: Trucos y consejos

 

5. Reutiliza para ahorrar dinero al hacer tu jardín

Reutiliza todo lo que puedas para tu jardín sostenible. Te resultará mucho más barato que crear y mantener un jardín convencional. Dentro de la sostenibilidad, deberás aprovechar los recursos dándoles una segunda vida.

Para hacer los semilleros, podrás emplear envases de plástico, botellas de agua de plástico. Incluso podrás crear pequeños invernaderos para germinar semillas.

La reutilización de los materiales y la adaptación al entorno de las plantas son algo esencial para que tu jardín sostenible sea más respetuoso con el planeta. Aprovechando los recursos, sin gastarlos.