| 11 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Brahim Ghali
Brahim Ghali

El juez mantiene en libertad a Ghali que se considera una "presa política"

El juez ha desoído a las acusaciones que exigían prisión para el líder del Frente Polisario que solo tendrá quer facilitar un teléfono y un domicilio para estar localizable

| A. Jiménez Tribunales

El juez no cree que Brahim Ghali pueda fugarse. El líder del Frente Polisario, cuya entrada en España ha supuesto la mayor crisis diplomática con Marruecos en los últimos años tendrá libertad de movimientos. Solo deberá facilitar un teléfono y una dirección para estar localizable, tal y como pedía la Fiscalía.

Ghali, que entró en España con un pasaporte argelino, podrá pasearse sin ningún problema por España, una vez que salga del centro hospitalario de Logroño donde se encuentra ingresado convaleciente del Covid desde el pasado 18 de abril.

 El magistrado de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha considerado que  "no puede apreciarse riesgo de fuga alguno", dado que "no consta dato alguno para apreciar que el investigado pueda o quiera sustraerse a la acción de la justicia, máxime a la vista de que en cuanto ha tenido conocimiento de los hechos investigados se ha personado en la causa y ha accedido a la práctica de su declaración, incluso a la vista del estado de salud en el que se encuentra, que bien le hubiera permitido a su defensa solicitar posponer la declaración".

Junto a ello, Pedraz también ha afirmado que las acusación "no ha suministrado elementos siquiera indiciarios que avalen la existencia de motivos bastantes para creerle responsable de delito alguno", e insiste en que esgrimir que aunque Ghali "entró en España ilícitamente", no es razón suficiente para decretar decretar más medidas cautelares.

Ghali niega todos los hechos

Por su parte, Ghali, que ha compàrecido por videoconferencia desde el hospital, ha negado cualquier implicación en las graves violaciones de Derechos Humanos que le atribuyen las dos querellas presentadas en su contra por la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEDH) y por otra presentada por el activista saharaui Fadel Breica.

"El presidente Ghali ha explicado que su participación, como ministro de Defensa en aquella época, no tenía ningún tipo de responsabilidad ni de acción en la conducta que se le imputaba por parte de las acusaciones", ha dicho su abogado, Manuel Ollé, en declaraciones a la prensa al término de la comparecencia judicial.

Ollé entiende que "ha ido muy bien" porque "se ha demostrado que son absolutamente falsos los hechos que han sido objeto de la acusación contra él".

Se considera una "presa política"

Así, ha atribuido las acusaciones contra Ghali a "fines políticos", "para tratar una vez más de minar la credibilidad del pueblo saharaui y su lucha en el camino hacia la autodeterminación que le corresponde".

"Se ve que se ha tratado, aprovechando que estaba aquí, de utilizarlo como un trofeo o como una presa política", ha denunciado. Por ello, ha avanzado que solicitará el sobreseimiento libre de las actuaciones y la condena en costas de las acusaciones al estimar que han actuado con "mala fe" y "temeridad".

Sin embargo, la defensa de Fadel Breica, que considera a Ghali responsable de las supuestas torturas que le infligieron en Tinduf en 2019 ha insistido, en que existen "indicios muy serios" de que "las órdenes partían de Ghali", tal y como demostraría el testimonio de varios testigos.