| 21 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Catalá con Sirera, Gamarra, Díaz Ayuso y Mazón en las Cortes Valencianas
Catalá con Sirera, Gamarra, Díaz Ayuso y Mazón en las Cortes Valencianas

El PP baraja a la alcaldesa de Valencia para liderar la Federación de Municipios

María José Catalá asumiría un cargo nacional que en su día ya ocupó Rita Barberá como gesto tras recuperar la capital valenciana para los populares

| Á. Errazu Edición Valencia

Siempre se ha mantenido que quien gana la alcaldía de Valencia gana la Generalitat. Y así ocurrió en la elecciones del 28 de mayo. El PP recuperaba el cap i casal, tras dos legislaturas gobernado por Compromís-PSOE, y lo mismo ocurrió con la Generalitat. María José Catalá se convertía en la nueva alcaldesa de Valencia al ganar las elecciones y obtener 13 concejales de un total de 33. Vox, con cuatro representantes y duplicar sus ediles, daba mayoría a la derecha, aunque los de Abascal no forman parte del gobierno municipal de Valencia.

El éxito electoral de los populares valencianos fue notable al acceder al gobierno de las tres diputaciones y capitales de la Comunitat Valenciana, además de municipios importantes como Elche, Torrent, Benidorm o Morella, cuna del ahora senador territorial Ximo Puig. El PP de Carlos Mazón quiere ampliar la cuota de poder municipal con la presidencia de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), ahora en manos del mediático Abel Caballero, alcalde de Vigo, y uno de los símbolos municipales del PSOE.

El PP sacó 750.000 votos más que el PSOE en las municipales de hace tres meses. A los populares le salen las cuentan y ven  garantizada la presidencia de la FEMP los próximos cuatros años, que no se elige por el número de votos que cada partido consiguió en las elecciones sino por el de alcaldías y diputaciones. Los estatutos de la FEMP fijan a cada municipio un número de votos según su población. Así, las ciudades de entre 100.000 y 500.000 habitantes tienen 50 votos y las que sobrepasan el millón, 100. El PP, con las principales capitales en su haber -salvo Barcelona- y gran número de Diputaciones, se asegura la mayoría en la FEMP.

La elección de María José Catalá sería un reconocimiento que va más allá de su partido tras ganar la tercera capital de España. Ser la presidenta de los alcaldes españoles aporta cierta relevancia simbólica en el plano nacional. Además vendría a ser un homenaje a Valencia y de alguna manera a la que fue la llamada alcaldesa de España, Rita Barberá, que presidió precisamente la FEMP durante ocho años.

La FEMP, cosa de gallegos y valencianos

En cierta medida, la presidencia de la FEMP parece cosa de gallegos y valencianos. Rita Barberá estuvo al frente de la Federación de Municipios y Provincias durante dos mandatos consecutivos (de 1995 a 1999 y desde ese año hasta 2003) tras suceder al que fue alcalde de La Coruña, Francisco Vázquez. El actual presidente de la FEMP, el socialista de Vigo, Abel Caballero, se mantiene al frente desde 2015. Ahora podría ser relevado por una valenciana, María José Catalá.