| 21 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

La apuesta de Air Nostrum por una aviación regional sostenible

Carlos Bertomeu: “Somos una pequeña parte del problema de la descarbonización, pero seremos una gran parte de la solución”

| Redacción Valencia Edición Valencia

Expertos nacionales y europeos han abordado en Valencia la descarbonización de la aviación regional y de las soluciones que plantea el sector para ser agentes activos en el cuidado del planeta, en un encuentro organizado por Air Nostrum junto con la European Regions Arline Association (ERA).

Carlos Bertomeu, presidente de Air Nostrum, ha asegurado que la aviación “es una pequeña parte el problema” de la descarbonización, pero es percibida por la sociedad “como una gran parte” del mismo. Por ello, ha instado a todos los actores del sector a ser “gran parte de la solución”. “El esfuerzo relativo que se nos exige como sector no es proporcional a la parte que nos corresponde del problema, pero ya que está vamos a hacer que eso nos convierta en una gran parte de la solución”, ha reiterado.

Además, ha subrayado que España se juega mucho más que cualquier otro país europeo en aviación porque es una potencial mundial en turismo y más del 80% de los visitantes llegan en avión al ser un país “esquinado” geográficamente. En su opinión, propuestas como la que el Gobierno llegó a poner encima de la mesa como la prohibición de los vuelos nacionales inferiores a 500 kilómetros no reportaría beneficios adicionales en reducción de emisiones netas de carbono. “No hace falta que lo prohíban porque el efecto de la reducción de las emisiones de la alta velocidad ha ejercido en la ruta Madrid-Valencia ya ha tenido lugar desde la entrada en servicio del AVE”, ha citado como ejemplo.

“El tren ya ha hecho el efecto de descarbonización, por lo que prohibir las rutas de menos de 500 kilómetros sería muy perjudicial para España”, ha insistido el presidente de Air Nostrum, quien ha explicado que suprimir esas rutas perjudicaría al hub de Barajas y a las aerolíneas que cubren esas rutas y dejaría la puerta abierta a la entrada de competidores europeos que podrían ocupar ese espacio con conexiones desde esas ciudades hacia otros hub en Europa.

 

Además, Bertomeu ha pronosticado que cuando de verdad haya tecnologías rupturistas, la transformación “comenzará por los aviones pequeños y ese papel lo debe ejercer la aviación regional”. Por ese motivo, ha rechazado la prohibición de vuelos cortos que se plantean algunos gobiernos sea una alternativa viable y efectiva para reducir las emisiones de CO2.

Montserrat Barriga, directora general de la ERA (European Regions Airline Association), ha mantenido que el cambio modal en rutas aéreas menores a 500 kilómetros, que representan el 34% de todas las rutas intraeuropeas, ha de estudiarse “caso por caso” y hay que tener en cuenta otros impactos además de las emisiones de CO2.

Primer avión híbrido eléctrico

Según ha explicado, el ahorro máximo en emisiones de CO2 del cambio modal de este tipo de rutas oscila entre el 3 y el 5%, pero se dejaría fuera a cerca de un 50% de pasajeros. Además, ha recordado que toda la industria al completo se está descarbonizando con el objetivo de alcanzar la neutralidad en emisiones de carbono en 2050 y contar con el primer avión híbrido eléctrico en 2030. “Si estrangulamos la aviación, lo vamos a tener mucho más difícil”, ha considerado la directora general de la ERA.

El primero de los tres paneles de la jornada, moderado por la directora de Sostenibilidad de Iberia, Teresa Parejo, ha analizado los desarrollos regulatorios para apoyar la transición verde de la aviación. Los panelistas han coincidido en la necesidad de priorizar el uso de combustibles sostenibles (SAF) por ser la medida más eficiente y rápida de conseguir los objetivos de descarbonización marcados por la Comisión Europea por encima de otras medidas como la fiscalidad a los combustibles altos en emisiones.

Durante el segundo panel, sobre iniciativas concretas de descarbonización en el sector aéreo y moderado por María Jose Sanz, directora de Calidad y Medio Ambiente de Air Nostrum, se han expuesto las medidas de eficiencia tanto en la operativa en vuelo como en el uso del espacio aéreo. Al respecto, José Antonio Aznar, jefe de División de Calidad y Medio Ambiente de Enaire, ha expuesto que mejorar la eficiencia en vuelo es la manera más directa de reducir las emisiones.

Para ello, pueden reducirse las distancias (eficiencia horizontal) y optimizar el consumo en los ascensos y descensos (eficiencia vertical). Según Eurocontrol, el 97% de la red de rutas española ya es “muy eficiente”, pero el plan de negocio de Enaire hasta 2025 prevé lograr un ahorro adicional de 185.000 toneladas en emisiones de CO2 mejorando la eficiencia de las rutas. Respecto a la eficiencia vertical, que permite volar en régimen óptimo de consumo, ha destacado que en España ya se les facilita el descenso continuo al 35% de los vuelos frente al 22% de media en grandes aeropuertos de Europa. Los beneficios de esta medida son de consumo, pero también de ruido sobre las poblaciones.

En el tercero de los paneles, sobre nuevas tecnologías para reducir la huella de carbono, se ha analizado el papel de los fabricantes de aeronaves y de motores en esa transición ecológica, así como el de los proveedores de combustible.