| 23 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Gabriela Bravo
Gabriela Bravo

El fantasma del ‘tren del pánico’ de Bejís vuelve al gobierno de Ximo Puig

El PP pide la dimisión de la consellera Gabriela Bravo por "poner en riesgo la vida de los viajeros del tren de Bejís y mentir" tras conocerse que la maquinista preguntó al puesto de mando

| E. M. Edición Valencia

El llamado ‘tren del pánico’ que este verano causó varios heridos -algunos graves- al adentrarse en el incendio forestal de Bejís ha vuelto como una vieja pesadilla para poner al gobierno de Ximo Puig en general, y a la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, en particular, en un aprieto.

En concreto, la portavoz del PPCV, María José Catalá, ha pedido la dimisión de la consellera Gabriela Bravo "por poner en riesgo la vida de los viajeros del tren de Bejís y mentir sobre el incidente" tras conocerse en el diario Las Provincias que la maquinista preguntó al puesto de mando si había peligro y le dijeron que no.

 

"El hecho de poner en riesgo la vida de 40 personas es motivo suficiente y una causa directa para asumir responsabilidades políticas por parte de la consellera. Los informes de la Guardia Civil corroboran lo que venimos afirmando desde hace meses, cuando alertamos que no había técnicos de emergencia por la tarde y, por tanto, nadie pudo avisar al puesto de mando y nadie se puso en contacto con Adif para que el tren no saliera porque la señora Bravo no les pagaba", ha añadido Catalá.

La síndica del PPCV ha afirmado que "Gabriela Bravo debe asumir sus responsabilidades por poner en riesgo la salud de las cuarenta personas que iban en el tren, por no prever que hubiera técnicos de emergencia en plena ola de calor, por arreglarlo en enero y no cuando le correspondía que era en enero del año pasado, y por mentir en sede parlamentaria cuando ya se ha demostrado que era verdad lo que dijimos y ella negó".

María José Catalá ha destacado que "ahora ya sabemos que el incidente se produjo por una irresponsabilidad política de la consellera por no pagar a los técnicos de emergencia para que pudieran ocupar su puesto de trabajo y advertir al puesto de mando del aviso que sí llegó a los bomberos. El aviso nunca llegó a Adif por falta de estos especialistas. Bravo debe asumir responsabilidades políticas por morosa y, sobre todo, por mentir".